Verde/Sostenibilidad

Centros comerciales más vigentes que nunca

Schneider Electric-Centros comerciales

En nuestro país, los centros comerciales significan un punto de reunión importantísimo a nivel familiar y social. Es ahí donde muchos adolescentes tuvieron sus primeras salidas con amigos e incluso sus primeras citas. También es, por supuesto, el lugar de reunión para que toda la familia haga compras y se divierta. En su nombre llevan el concepto: son “centros” porque en ellos hay algo para todas las edades: tiendas de ropa, restaurantes, lugares para niños, cines y muchas otras cosas.

Esa es la imagen de lo que han sido y son los centros comerciales en México pero, en términos prácticos, ¿cuál es el panorama de los mismos y su tendencia? ¿Podemos confiar en que seguirán funcionando como un tipo de negocio efectivo?

Comparándonos con el mundo

De acuerdo a un reporte publicado por Milenio, a principios de este año, Yadira Torres-Romero -directora general de investigación de mercados en la consultora CBRE- afirmó que en México existen 738 centros comerciales y que en este 2018 se planean abrir  alrededor de 39 más. Del total actual en nuestro país, 209 se ubican en la Ciudad de México y su zona metropolitana.

En países como Estados Unidos, los centros comerciales van a la baja. De hecho, según otro estudio realizado por la misma CBRE, 25 % de los malls cerrarán durante los próximos cinco años debido -entre otros factores- al comercio electrónico.

Sin embargo, en México el panorama es mucho más optimista. Volviendo a los datos de Torres-Romero, la capital de nuestro país fue la tercera ciudad a nivel mundial que construyó más centros comerciales, sólo superada por Shanghái y Pekín, las dos ciudades más pobladas de China que -en conjunto- tienen una población de más de 42 millones de habitantes.

De acuerdo a un análisis publicado por el sitio MetrosCúbicos, “México vive una era dorada de centros comerciales”. Nuestro país no sigue la tendencia opuesta de Estados Unidos debido a que aún la bancarización y el comercio online aún no han tenido una penetración masiva a nivel nacional.

Schneider Electric-Centros comerciales

El consumo energético en un centro comercial y sus implicaciones

Por supuesto, la infraestructura que requiere un centro comercial demanda una gran cantidad de energía por todas las instalaciones tecnológicas que se incluyen. Estas van desde iluminación hasta puertas automatizadas, dispositivos de seguridad y, algo más indispensable en ciertas regiones, sistemas de aire acondicionado.

De acuerdo a Enrique González Haas -presidente de Schneider Electric– entre el 30 y 40% de la energía requerida en todo el mundo es consumida en edificios de todo tipo, incluyendo centros comerciales.

Por otro lado, distintos estudios internacionales realizados por fuentes tan diversas como la Fundación de Energía de la Comunidad de Madrid o el SINTEF (una organización independiente para la investigación y el desarrollo de proyectos con sede en Noruega), han reportado que el consumo energético en un centro comercial puede ir de 118 a 332 kwh/m² (en el caso del reporte español) o rondando un promedio de 300 kwh/m² (según las conclusiones nórdicas). Partiendo de estas cifras, el mayor consumo de energía se da en la climatización (47-51 %) y la iluminación (41-42 %).

Esos números requieren de una concientización y un sentido de responsabilidad hacia cómo esto impacta a nuestro medio ambiente. Al tener presente dicha mentalidad, no sólo logramos contribuir en el combate contra el cambio climático, sino también lograr un consumo más eficiente de la energía que impacte positivamente en el bolsillo de los inversionistas.

Para cumplir con esto, se debe monitorear la actividad energética del centro comercial, detectar en qué parte se puede ahorrar o prevenir cierta fuga de energía y cómo canalizarla para un mejor uso.

Al dotar de instalaciones eléctricas que puedan convertir a un mall en una estructura inteligente y con un consumo de energía eficiente, se logra también aumentar el atractivo de este espacio, lo que conseguirá que los clientes no dejen de venir para sentirse en un lugar tecnológicamente avanzado que les ofrece todo tipo de alternativas para hacer compras y entretenerse.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)