Uncategorized

Mantenimiento basado en la condición: Anticípate a las fallas

No es una sorpresa que el mantenimiento ha experimentado una evolución durante las últimas décadas. Inicialmente, se consideraba como un problema inevitable cuyo costo había que aceptar y cuya inversión era un gasto que debía hacerse con resignación.

hombre dando mantenimiento a maquinas

Sin embargo, el tiempo y los avances tecnológicos permitieron que el mantenimiento se convirtiera en una parte muy importante de la planificación industrial y por ende se llegó al mantenimiento basado en la condición o mejor conocido como CBM (Condition Based Maintenance). Este concepto nace como la evolución o el siguiente paso a la hora de optimizar los recursos económicos y humanos en el área de mantenimiento.

Pero, antes de entrar de lleno al CBM, hay que tener muy claras las variantes del mantenimiento:

1. Mantenimiento Reactivo

Se lleva a cabo cuando los equipos ya se han descompuesto. Es decir, no fue posible implementar una acción previa de mantenimiento, por lo tanto, el personal entra en acción hasta que se produce la avería en el equipo.

Por lo general el trabajo de mantenimiento es costoso, primero por el paro intempestivo del proceso productivo y las pérdidas asociadas a ello. Y en segundo lugar, la reparación del equipo ante este tipo de mantenimiento suele ser más costosa que el mismo mantenimiento programado.

A pesar de que este tipo de mantenimiento conlleva un gran riesgo, muchos piensan que es mejor o que resultará más barato no invertir en tiempo, programación, etc., volviéndose esta variante una de las más comunes y menos recomendables.

2. Mantenimiento Preventivo

Consiste en programar y establecer márgenes de tiempo para ejecutar el mantenimiento de los equipamientos en forma calendarizada. En este esquema, al llegar la fecha de implementación, quizá algunos equipos fallaron conforme a lo anticipado, y quizá otros equipos aún se encontraban en buen estado, por lo que el mantenimiento no sucedió para todos los equipos.

Este tipo de mantenimiento es una buena opción, ya que se puede corregir una gran cantidad de fallas antes de que sucedan o cuando apenas comienzan a ocurrir. Sin embargo, en ocasiones se requiere de una extensa mano de obra o amplias ventanas de tiempo que pueden llegar a interrumpir el proceso productivo.

3. Mantenimiento basado en la condición o CBM

Consiste en monitorear algunos parámetros de los equipos como su entorno, las temperaturas, etc., todo esto con el objetivo de definir el estado de salud de los equipos y en función de ello, establecer el momento óptimo y tipo de mantenimiento que debe recibir, antes de que suceda la falla. De esta forma es posible extender la vida útil de los equipos, aumentar su productividad y reducir costos de operación.

La necesidad constante de buscar nuevas alternativas que reduzcan costos e incrementen la confiabilidad de los equipos parece nunca terminar, y hoy en día la tendencia apunta al mantenimiento basado en la condición. Se trata de utilizar las herramientas del IoT o Internet de las cosas para definir el momento óptimo para ejecutar el mantenimiento, obteniendo así un balance perfecto entre confiabilidad y costos de operación.

Con el CBM, se puede determinar la condición de salud de los equipos eléctricos de forma anticipada y eficiente, la cual puede ser: buena, media o pobre.

Los equipos que reportan una condición de salud buena son aquellos de los que se estima un desempeño adecuado y un alto nivel de confiabilidad. Por lo tanto, se puede dar preferencia a esos equipos para continuar con el proceso productivo, sobre las acciones de mantenimiento.

Los equipos que reportan una condición de salud media son equipos en los que algunos parámetros de su funcionamiento ya no están en condición óptima y por lo tanto requieren mantenimiento. Sin embargo, su desempeño es aceptable y la confiabilidad del proceso productivo no está en una condición crítica. Estos equipos pueden ser sometidos a mantenimiento en el siguiente paro programado.

grua de transporte con mantenimiento

Los equipos que reportan una condición de salud pobre son equipos que se encuentran en una condición crítica, su funcionamiento y confiabilidad están muy comprometidos y del mismo modo, son un elemento de alta fragilidad para el sistema productivo. Este equipo debe ser sometido a mantenimiento a la brevedad, porque su desempeño puede provocar una falla catastrófica en el equipo o en el proceso.

Al final una cosa es clara, todo facility manager o gerente de mantenimiento tiene el objetivo de maximizar la disponibilidad de los equipos y el proceso productivo al mismo tiempo que busca reducir gastos. Con un sistema CBM, esta tarea puede desempeñarse de una forma mucho más eficiente.

Pero, ¿cómo llevar el CBM a una realidad en nuestra planta?

EcoStruxure Asset Advisor es una solución que utiliza el, concepto de mantenimiento basado en la condición para aumentar la confiabilidad de los equipos en la infraestructura eléctrica de los procesos industriales, comerciales y de servicios. Así, es posible lograr una mayor continuidad de los procesos con un costo óptimo de operación.

Esta solución monitorea las condiciones de operación de los equipos en tiempo real, tanto en sus parámetros eléctricos como en los parámetros ambientales del entorno del equipo. Con esa información, es posible determinar la condición de salud de los equipos y por ende, hay mucho más control. EcoStruxure Asset Advisor es el aliado perfecto para facility managers y gerentes de mantenimiento.

Si quieres saber más detalles sobre EcoStruxure Asset Advisor contacta a uno de nuestros especialistas


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)