Normativa energética

Norma IEC 61439: asegurar los materiales aislantes para proteger los cuadros eléctricos

Los beneficios de seguir los estándares de la norma IEC 61439 y de implementar sus pautas es que los cuadros eléctricos y aparamenta funcionen como deberían, y que así siga siendo en el futuro.

Al cumplir con este estándar, garantizamos la seguridad y fiabilidad de los cuadros eléctricos y prevenimos los daños provocados por un fallo eléctrico. Por lo tanto, prescribiendo cuadros eléctricos de mejor calidad evitaremos estos y muchos otros problemas eléctricos.

Un diseño y unos componentes de mejor calidad también prevendrán las interrupciones de servicio y los costes asociados a los mismosahorrando dinero a los usuarios finales. Para las ingenierías, esto significa que el producto es más fiable y como consecuencia mejora la calidad de las prescripciones de sus proyectos.

Ahora, vamos a analizar cómo mejorar la fiabilidad y la funcionalidad de los cuadros eléctricos al garantizar un buen aislamiento. Eso significa que incluso en las situaciones más extremas, como un calor anormal o en caso de fuego, el material aislante resistirá, lo que es importante para prevenir los daños de un arco eléctrico.

¿Cómo garantizar que las propiedades del material aislante sean las correctas?

En la sección 10.2.3 y 10.2.4 de la IEC 61439-1 se especifican las pruebas necesarias para comprobar diferentes parámetros:

  • Estabilidad térmica (para aislar el armario)
  • Resistencia al calor normal
  • Resistencia al calor anormal y al fuego
  • Resistencia a la radiación ultravioleta (UV) (en una aplicación exterior)

Estas pruebas verifican que el material sigue aislando correctamente incluso en condiciones ambientales difíciles. Y esta resistencia significa que el armario, el cuadro y todo el sistema funcionarán durante mucho tiempo tal como fueron diseñados.

Con respecto a la resistencia al calor normal, la IEC 61439 10.2.3.2 establece que el fabricante original debe verificar que los materiales aislantes no cambien el funcionamiento mecánico a temperaturas de 125°C para las piezas que transportan corriente y de 70°C para el resto. Seguir estas directrices garantiza el rendimiento durante todo el ciclo de vida del cuadro. Debido a los requisitos de temperatura, el aislamiento en plástico no puede formar parte de un cuadro eléctrico que se ajuste a la normativa. Normalmente, el aislamiento en plástico puede parecer más económico, pero no lo es si tenemos en cuenta su baja resistencia al calor y al fuego.

En cuanto al calor anormal y al fuego, la IEC 61439 10.2.3.3 dice que el fabricante debe verificar las propiedades del aislante cuando esté sometido a temperaturas de 960°C en el caso de las partes activas y que transporten corriente y de 650°C para el resto.

Ejemplo gráfico de cómo se realiza el test de verificación (fuente: B2Blinker)

Esta resistencia a la inflamabilidad y tolerancia al calor aseguran la protección tanto en caso de funcionamiento normal, como cuando surgen problemas eléctricos.

Finalmente, algunos cuadros y armarios ubicados en el exterior están expuestos a los rayos UV del sol. La intensidad de esta luz puede variar mucho. Los niveles más altos pueden quemar la piel y los ojos en cuestión de minutos. La IEC 61439 exige un periodo de prueba total de 500 horas. Verificar el funcionamiento, en el caso de armarios de aislamiento, implica comprobar la fuerza estructural y la resistencia al impacto. Si se pasan estas pruebas, el rendimiento del material aislante permite que las cubiertas estén expuestas al sol por un largo período de tiempo.

Estas pruebas de resistencia UV, al calor normal y al calor anormal garantizan la calidad del material aislante. Como resultado, aseguran que la calidad del sistema final no se verá comprometida con el tiempo por el clima o las condiciones ambientales. Por lo tanto, la calidad del cuadro y del armario se mantendrán a un nivel comparable al que tenían cuando eran nuevos.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)