Innovación

El Edge Computing, el nuevo aliado del comercio

La disrupción no es una novedad para los comerciantes, quien, debido al e-commerce, se han visto forzados a innovar y ajustar sus estrategias a los nuevos hábitos de consumo. La siguiente ola de cambio viene de la mano del Internet of Things (IoT), que deja en las manos de comerciantes de toda la vida la posibilidad de crear experiencias de usuario únicas. Pese al negativo pronóstico que parecía acechar a la tienda física de toda la vida, si los comerciantes siguen implantando y poniéndose al día de las últimas innovaciones, su permanencia y prosperidad estarán aseguradas.

La innovación y optimización potenciales abarcan desde el almacén o la interfaz del cliente hasta el departamento de cuentas. Los comerciantes que se apoyen en la transformación digital para sacar provecho al Internet of Things se beneficiarán de ello de tres formas distintas: la mejora de la experiencia de cliente tanto online como in situ, la optimización de la cadena de suministro y el desarrollo de nuevas posibilidades de facturación.

 

La adopción del IoT exige una planificación e implementación serias y meticulosas. Parte de ello será la inversión en edge computing, tecnología que coloca las analíticas y el procesado de información más cerca de los dispositivos conectados al IoT y de las personas que los usan.

 

Una trastienda a la altura

Dentro de no mucho tiempo, que un comercio tenga un centro de edge computing no será nada raro. Un armario apartado en un almacén, por ejemplo, dará cobijo a la infraestructura y aplicaciones que permitirán el procesado en tiempo real de la cadena de suministro, evitando el dinero y el tiempo que puede implicar el constante viaje de datos entre la instalación y el cloud.

En las tiendas, tecnologías IoT como el RFID, sistemas de punto de venta en tiempo real y de almacenaje inteligente, mejorarán la precisión del inventario en toda la cadena de suministro. Con la gestión automatizada del inventario, la necesidad de una persona que pida repuestos de cualquier ítem desaparece, evitando que se agoten los productos más populares en periodos de pico de demanda (como pueden ser las vacaciones).

Impulso a la experiencia del cliente

El contacto con el consumidor será dónde la innovación traída por el IoT será más visible. Los esfuerzos del comercio por poner la información a nuestro alcance, resolver cualquier duda y evitarnos largas colas en la caja harán que la experiencia en tienda acabe siendo sustancialmente distinta de como la conocemos hoy.

Algunas tiendas ya implementan sistemas de venta asociados a tablets, con las que los dependientes pueden realizar transacciones en cualquier lugar del establecimiento. Dentro de nada veremos cómo el consumidor escaneará códigos de barras con su smartphone, obteniendo información sobre opciones de color o características del producto.

Los vestidores inteligentes, equipados con realidad aumentada, pueden mostrar al cliente cómo le quedarían distintas prendas sin tener que probárselas. Premiar la fidelidad será más fácil con cupones personalizados, que se enviarán al teléfono del cliente en cuanto entre por la puerta y se conecte al WiFi de la tienda. Al mismo tiempo, la tecnología infrarroja generará mapas térmicos para que el comerciante descubra posibles patrones de compra en su establecimiento, dándole la posibilidad de una mejor distribución de su espacio.

Todos estos sistemas, que están en contacto directo con el consumidor, estarán conectados a aplicaciones de análisis que brindarán valiosa información a los comerciantes, ayudándoles en su toma de decisiones para hacer que los clientes vuelvan gracias a tiendas espacialmente optimizadas, promociones que les interesen y mayor disponibilidad de producto.

Nuevas vías de facturación

Estas mejoras en operaciones y en la experiencia del cliente crearán nuevos flujos de facturación para el beneficio del vendedor. Además, una mejor sincronización digital entre las experiencias de tienda física, online y móvil ayudarán a la fidelidad del cliente y atraerán nuevos consumidores.

Los comerciantes también podrán lanzar nuevos servicios, y nuevas vías de facturación, para instalar y conectar dispositivos conectados al IoT, gestionando también sus actualizaciones de software. Tendrán, además, la posibilidad de aliarse con un proveedor informático, o bien brindar el servicio ellos mismos.

A quien madruga…

Los comerciantes preparados y dispuestos a invertir en las tecnologías IoT y edge computing parten con ventaja con respecto a sus competidores que no se decidan. Los primeros en abrazar la transformación digital serán los primeros en recoger sus beneficios. Para subirte al carro de esta oportunidad, aprovecha las soluciones de edge computing para impulsar tus iniciativas IoT.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)