Innovación

La corrupción corporativa, el nuevo reto a vencer

En el mundo de los negocios, la corrupción e impunidad generan altos costos económicos y han llegado a detonar serias crisis. Algunos de estos casos han provocado el desprestigio de empresas y en algunos otros, el cierre total con procesos penales de por medio para los involucrados.

Las compañías están cada vez más preocupadas por este tema, ya que la corrupción impide el desarrollo económico, debilita el estado de derecho, despilfarra el talento y los recursos valiosos de cualquier organización; debido a esto, muchas han adoptado medidas reactivas y proactivas para evitar el impacto de la corrupción.

Schneider Electric, reconocida por ser una empresa éticamente responsable durante siete años consecutivos, ha puesto foco en esta problemática y realizó diferentes acciones de la mano con el programa Responsibility & Ethics Dynamics (R&ED), que promueve los valores y principios de la empresa en temas de integridad en los negocios.

Una de estas acciones, fue implementar una línea telefónica para reportar de manera anónima y confidencial actos ilícitos. Otro de sus esfuerzos, fue organizar campañas para combatir la corrupción hormiga, la corrupción a menor escala. Y fue con esta intención que recientemente organizamos también una conferencia con la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito, con el tema “Construcción de una Cultura Ética”, impartido por Laura Bertpaglia, representante de la UNODC.

Además, se llevó a cabo un panel de discusión abierto entre nuestros directivos y colaboradores, sobre situaciones que pudieran corromper nuestros principios de responsabilidad y ética, además de cómo enfrentar dilemas éticos de manera personal e institucional.

Como parte de la promesa de Schneider, los colaboradores se comprometen a operar con integridad y transparencia en una forma responsable, se fomenta el uso de las buenas prácticas y se adopta la ética corporativa. Implementar acciones, aparentemente simples, pero que puedan permear en la cotidianidad y mentalidad corporativa, pueden influir de manera positiva para disminuir cualquier riesgo.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)