Innovación

Innovación al servicio del acceso a la Energía

Aunque trabajes habitualmente con nuestro catálogo de productos y soluciones quizás no conozcas algunas de nuestras referencias de las que más orgullosos nos sentimos. Os explicaba en un primer post sobre Acceso a la Energía que Schneider Electric destinaba parte de sus recursos de innovación al desarrollo de soluciones que contribuyesen a paliar la pobreza energética. Gracias a esos esfuerzos puedo hoy hablaros de dos de estas soluciones: Mobiya y Homaya; soluciones que están permitiendo a miles de personas tener por primera vez acceso a la energía.

En 2014, presentamos Mobiya, una lámpara muy robusta, realizada con materiales sostenibles y energéticamente eficiente, pensada para poder iluminar hogares en zonas aisladas, pequeños comercios, puestos de venta ambulantes y barcos pesqueros.

Se hicieron dos modelos, el TS 120S que incorpora su propio panel solar y el TS120 que podía cargarse en cualquier sistema de 12 Volt y en estaciones con baterías de recarga.

¿Os preguntaréis, qué tiene de especial esta lámpara solar?

  • Alcanza una luminosidad de 120 Lumens, lo que permite por ejemplo leer en una casa sin ningún tipo de acceso a la electricidad.
  • Con 1 día de recarga puede iluminar hasta 48 horas. La batería, de Lithium Ferro Phospate, garantiza su funcionamiento durante 3 años. Además, incluye un micro-controlador que mejora la eficiencia de la carga solar y evita sobrecargas.
  • Es extremadamente robusta y es que ha sido preparada para resistir impactos de hasta un metro y medio de altura, puede estar en el agua sumergida hasta 1 hora y, además flota, permitiendo así a las pequeñas embarcaciones salir a pescar de noche.
  • Y, algo que cuando lo explico en España todavía sorprende. Incluye varias clavijas para recargar el móvil, algo que en las zonas de mayor pobreza puede resultar casi imposible.

Nuestros equipos locales de las zonas más castigadas por la pobreza energética en África y Asia, pronto pusieron un nuevo reto sobre la mesa: las familias que vivían en zonas remotas necesitaban de una solución más completa que les permitiese conectar pequeños electrodomésticos como radios y ventiladores.

Nuestro equipo de innovación rápidamente se desplazó a las zonas afectadas para definir los requerimientos técnicos que debería tener Homaya. Durante meses un equipo de 15 investigadores trabajó en su desarrollo, sin olvidar tres premisas clave –la solución tenía que ser robusta y capaz de soportar condiciones extremas; tenía que ser de gran calidad; y tenía que ser económica para que las familias y pequeñas cooperativas pudiesen acceder a ella.

Y, así nació Homaya, una solución solar para el hogar que incluye paneles solares, varias lámparas y una power box con un sistema de baterías en su interior con los que puedes cargar las lámparas o directamente conectar pequeños electrodomésticos cubriendo así plenamente las necesidades básicas de energía de una familia de 6 en África o de 7 en el caso de Asia.

 

 

 

 

 

Estarán disponibles dos modelos de Homaya; el primero con una batería de 19,2 Wh y un panel solar con 6Wp, y el segundo con una batería de 57,6 Wh y un panel solar de 12 Wp.

El precio de la solución Homaya estará alrededor de los 100$, y aunque se trata de un precio muy ajustado, todavía es muy caro para muchas de las familias. Poder distribuirlos en zonas remotas y desarrollar un modelo de negocio que facilite el acceso a la solución y que permita generar puestos de trabajo y acelerar la economía en zonas emergentes es el reto en el que estamos trabajando ahora.

 

Para lograrlo nuestro equipo de desarrollo de negocio está ya estableciendo ya alianzas y partneariados con granjas y cooperativas de pescadores, organizaciones de microcréditos y oficinas postales y otros posibles distribuidores para intentar llegar al más de millón y medio de hogares que podrían beneficiarse de esta solución.

En próximos posts abordaremos algunas de las iniciativas solidarias que distintos compañeros de Schneider Electric están llevando a cabo para acelerar el acceso a la energía.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)