Gestión de la seguridad

¿Qué tan segura es tu instalación eléctrica?

De acuerdo con estudios realizados por la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas (CANAME), el 11.5 % de los incendios que se presentan en zonas urbanas son originados por accidentes eléctricos. Sobraría mencionar las consecuencias que este tipo de incidentes puede ocasionar sobre nuestros bienes, nuestro patrimonio o nuestra seguridad.

¿Cómo saber si mi instalación eléctrica cuenta con lo necesario?

Para responder este cuestionamiento necesitamos entender primero el riesgo eléctrico que podemos tener en el hogar. La evolución de los equipos electrónicos residenciales ha avanzado drásticamente en los últimos 20 años, no solo porque hoy en día la cantidad de estos equipos ha aumentado considerablemente sino porque la tecnología de estos aparatos es cada vez más compleja.

Dicha evolución requiere que la instalación eléctrica de los hogares esté igual de evolucionada para suministrar energía de forma segura a todos esos aparatos. Si damos una mirada al pasado veremos que las casas en los años 50 solo incluían un par de tomas de corriente porque los equipos que se conectaban eran limitados, usando tomas de corriente de 2 espigas (o polos) además de que no incluían un conductor de tierra. Recordemos que el conductor de tierra es el mecanismo de seguridad que impide que tú o tu familia pueda electrocutarse al entrar en contacto con los dispositivos conectados a la instalación eléctrica. Este riesgo es más común de lo que crees ya que sucede por un aumento de corriente inesperado, como el que se produce por un rayo.

Y todo lo anterior se traduce en una serie de riesgos a los que estamos expuestos todos los días, ya sea por malos hábitos, como el de hablar por teléfono mientras nuestro celular está cargando. Y claro, quién no lo ha hecho, nos quedamos con poca pila y necesitamos contactar a alguien así que pasamos por alto el riesgo de electrocución que esto implica por un uso inapropiado de este equipo y también por la falta de protección que un conductor a tierra pudiera proporcionarnos.

¿Soy susceptible a recibir una descarga eléctrica?

Hablando del uso adecuado de la tecnología, cabe decir que la necesidad de “facilitar” nuestra rutina nos orilla cada día a echar mano de cualquier dispositivo disponible, como los equipos electrodomésticos, por ejemplo, para realizar las actividades propias de la casa en el menor tiempo posible. La lavadora, la licuadora, la secadora, el horno de microondas, son algunos ejemplos; sin embargo, ¿te has puesto a pensar si estás siguiendo las medidas de seguridad adecuadas para usarlos?

Lo anterior podría sonar un poco obvio, sin embargo, la mayoría de estos aparatos se usan en zonas húmedas o susceptibles a humedad. Cuando una persona usa su lavadora inevitablemente tendrá que mojarse las manos o accidentalmente mojarse la ropa. Esta humedad provoca que el cuerpo sea más susceptible a recibir una descarga eléctrica.  Debido a esto, la Norma de instalaciones eléctricas (NOM-001-SEDE 2012) estableció como obligatorio que todos los contactos ubicados en zonas húmedas como cocina, baños, garaje, etc., deben estar protegidas por un interruptor de falla a tierra.  Esta protección se puede hacer directamente en la toma de corriente o en el centro de carga de tu hogar.

 

¿Como garantizar mi seguridad y la de mi familia?

Ahora que entiendes los riesgos eléctricos a los que tu hogar y los tuyos pueden estar sujetos podrás comprender que actualizar tu instalación eléctrica o tenerla en óptimas condiciones es indispensable y más que un lujo es una necesidad.

Toma unos minutos y evalúa el estado de tu instalación eléctrica o contacta a uno de nuestros electricistas expertos para hacerlo a la siguiente dirección: clubelectricistas@schneider-electric.com. Es muy importante que actualices tu instalación con las protecciones necesarias de acuerdo a los requerimientos actuales de tus equipos. Lo más importante es que puedas garantizar que tu hogar es seguro para tu familia.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)