Gestión de la infraestructura

Elevar la distribución eléctrica al cloud: el camino hacia una mayor seguridad, fiabilidad y eficiencia

En este blog te cuento cuáles son los beneficios de una solución de distribución eléctrica habilitada para IoT, el Internet de las Cosas, en el ámbito de la Transformación Digital del sector eléctrico. La seguridad, la simplificación de procesos y la reducción de costes son algunas de las principales ventajas de la implementación del IoT en la distribución eléctrica.

A menos que durante los últimos diez años hayas estado escondido/a en una cueva, seguro que estás al tanto de qué es el Internet de las Cosas (IoT) y de cómo ha empezado a calar en cada aspecto de nuestras vidas. Desde vehículos hasta teléfonos, todo lo que usamos y todo lo que hacemos está cada vez más conectado. El IoT es un nuevo nivel de networking global, que llega más lejos y más en profundidad que nunca. Esto permite un cambio de paradigma en cómo las organizaciones deben gestionar sus operaciones.

Aunque las semillas del IoT empezaron en sectores muy distintos, por fin ha llegado de forma completa al mundo de la distribución eléctrica. Cualquier trabajador de este sector – sea un ingeniero/a, un diseñador/a, un integrador de sistema o un contratista – necesita mantenerse al día con esta rápida evolución. El IoT para la electricidad no sólo promete hacer tu trabajo de forma más eficiente, sino también darte una ventaja competitiva.

Básicamente porque tus clientes son cada vez más conscientes de sus beneficios. Puede que ya estén demandando estas nuevas capacidades en las soluciones que estás diseñando, construyendo o instalando para ellos. ¿Por qué? Porqué tanto si se trata de un gran edificio de oficinas o un hotel, de una instalación crítica como un centro de datos, un hospital o una fábrica, los beneficios de una solución de distribución eléctrica habilitada para IoT son infinitos. Echemos un vistazo rápido a algunos ejemplos.

Electricidad más segura y fiable

Los dispositivos inteligentes conectados mediante varias opciones de comunicación, incluyendo la inalámbrica, están haciendo más fácil y asequible medir y monitorizar más instalaciones. Esto también permite nuevas y poderosas aplicaciones. Por ejemplo, la monitorización térmica continua ayuda a evitar incendios, identificando conexiones defectuosas o sueltas. A diferencia de la termografía IR programada, esta solución trabaja las 24 horas, detectando anomalías térmicas que, de otra manera, podrían pasarse por alto. De la misma forma, la monitorización del aislamiento en quirófanos protege a los pacientes, ayudando a que el equipo de operaciones identifique rápida y claramente defectos de la conexión a tierra en el equipo médico.

Los datos obtenidos mediante los dispositivos conectados en una red de distribución eléctrica permiten a los equipos de operaciones o mantenimiento mantener el control de su infraestructura. Las alarmas automáticas pueden alertar al personal antes de que algo cause daños en el equipo o de que ocurra un apagón. A medida que los sistemas eléctricos y los requisitos son más complejos, el análisis avanzado de eventos eléctricos permite aislar las causas de forma más rápida y sencilla. Las alarmas se pueden categorizar rápidamente, mientras que la dirección y la propagación de las perturbaciones se puede visualizar en un timeline para ayudar a rastrear su origen. Y, a medida que las cargas y los controles se van digitalizando, también se van haciendo más sensibles a la energía. Afortunadamente, las herramientas de análisis de la calidad de energía ahora son capaces de capturar y visualizar cualquier perturbación, proporcionando informes simples de conformidad con criterios de tipo correcto/incorrecto, que hacen más fácil estar pendiente del estado del sistema eléctrico.

Simplificar el control de la energía y los costes operativos

Las herramientas de control de la energía han progresado mucho en los últimos años. Ahora están disponibles medidores de energía eléctrica de precisión extremadamente alta, con herramientas de analíticas basadas en la nube que simplifican identificar errores de facturación de las compañías eléctricas o asignar costes a los inquilinos o departamentos. Se puede comparar de forma precisa el rendimiento energético de distintas instalaciones o procesos usando benchmarking, estandarización y modelado, lo que ayuda a sacar a la luz despilfarros o problemas de equipamiento. El análisis detallado de uso de la energía mediante dashboards ayuda a encontrar y priorizar oportunidades, para ahorrar esfuerzos, plantear puntos de referencia y, además, identificar ahorros tras una actuación o mejora.  

El equipamiento inteligente habilitado para IoT está ayudando a los equipos de mantenimiento a pasar de un enfoque preventivo a otro predictivo. La inteligencia integrada monitoriza continuamente el estado de los interruptores, los SAIs, los equipos para la mejora de calidad de energía (filtros de armónicos) y las baterías de condensadores. Los informes analíticos rastrean el estado del equipo, prediciendo la vida útil que le queda y otros indicadores. Así, los riesgos se pueden detectar antes y el mantenimiento puede hacerse solo cuando se requiera, ahorrando tiempo y costes. Y para las organizaciones que no tienen la experiencia o los recursos necesarios, las aplicaciones basadas en la nube les permiten contratar servicios expertos que les den apoyo remoto.  

Diseñar una solución habilitada para IoT

El IoT está ayudando a mejorar la distribución eléctrica de muchas maneras, así que determinar cuál es la mejor “aplicación digital” puede parecer una tarea abrumadora. Obviamente, la aplicación debe elegirse en función de las necesidades de tu cliente. Pero también necesitas entender cómo implementarla teniendo en cuenta las limitaciones de diseño del sistema, como las comunicaciones, el registro de datos y las fechas, la sincronización temporal, el procesamiento de datos y los requisitos de ciberseguridad.

El siguiente paso es asegurarse de elegir los productos más adecuados para cumplir con las especificaciones y las limitaciones de la arquitectura. Crear bloques en cada nivel permite conectar tanto con las aplicaciones Edge Control como con analíticas y servicios cloud. 

Afortunadamente, Schneider Electric facilita todo este proceso. Nuestro EcoStruxure™ Power habilitado para IoT es una plataforma segura y flexible diseñada para abordar cualquiera de las aplicaciones mencionadas, y muchas más. EcoStruxure Power ayudará a tus clientes a optimizar la seguridad, la fiabilidad y la eficiencia de las instalaciones, tanto si es una como si son múltiples, al mismo tiempo que te ayuda a proporcionar soluciones de forma fácil y asequible. Para más información, puedes  descargar nuestra nueva guía de diseño IEC sobre Aplicaciones digitales para edificios grandes e instalaciones críticas, que te ayudará a definir y construir cada solución en pocos pasos.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)