Gestión de la infraestructura

Síntomas de un centro de datos que necesita modernizarse

Los centros de datos hoy en día son más dinámicos que nunca. El cambio constante es un reflejo del comportamiento del mercado en donde las compañías luchan por adelantarse a los requerimientos de sus clientes. En el reino de la Tecnología de la Información (TI) de un centro de datos, las innovaciones que mejoran el rendimiento de éste, a menudo impulsan la inversion para su modernización. Como resultado, no es raro que los servidores del centro de datos sean renovados cada tres años. Pero las tecnologías de los servidores son sólo una parte de la ecuación.

modernización para centro de datos

En cuanto a la Tecnología Operacional (TO) del centro de datos, los sistemas físicos de infraestructura como la energía, el enfriamiento y la ventilación son habitualmente renovados con mucha menor frecuencia (algunas veces entre 10 y 20 años para equipos como UPS y CRACS [Aire Acondicionado de la Sala de Informática por sus siglas en inglés]). Pero ahora que los diseños de sistemas de TO comienzan a reflejar a su tecnología hermana de TI en términos de inteligencia integrada, componentes digitalizados y conectividad; la modernización de los sistemas de TO presentan tanto riesgos de tiempo de inactividad como riesgos de costos. De hecho, las infraestructuras físicas anticuadas pueden algunas veces actuar como inhibidor para los beneficios anticipados de la renovación tecnológica de TI.

Síntomas de modernización descuidada

Cuando se descuida la modernización de la infraestructura física del centro de datos, comienzan a aparecer lo siguientes síntomas:

*Costos operacionales incrementados

La eficiencia del equipo de una nueva infraestructura física es mucho más alta que la del equipo viejo. Por lo tanto, la tecnología vieja a menudo es sinónimo de costos energéticos más elevados. Considera el ejemplo de un Sistema de Alimentación Ininterrumpida (UPS). Al comparar un UPS moderno (con 96% de eficiencia) soportando el mismo perfil de carga que un UPS tradicional (con 88% de eficiencia), a lo largo de un periodo de 10 años, el costo de las pérdidas (p.ej., costos energéticos adicionales debido a la ineficiencia) es cerca de $400 mil dólares más para los UPS antiguos. De hecho, algunos de los UPS más nuevos, cuando operan en modo ECO, son capaces de alcanzar eficiencia de hasta un 99%. Lo mismo es aplicable para las tecnologías de enfriamiento, las cuales tradicionalmente consumen más energía que los sistemas eléctricos. Los sistemas de enfriamiento más nuevos, equipados con ventiladores de velocidad variable, consumen mucho menos energía y por lo tanto, reducen las emisiones de CO2.

*Disminución de la confiabilidad de los sistemas

Al determinar la confiabilidad del sistema, es importante no confundir la confiabilidad de los componentes de energía individuales con la confiabilidad del sistema energético en su conjunto. La confiabilidad general del sistema es tan fuerte como su eslabón más débil. En situaciones donde la infraestructura física del centro de datos no ha sido modernizada en 8-12 años, los eslabones débiles son muchos y la pregunta no es si ocurrirá alguna falla, sino cuándo. Mantener el equipo de infraestructura física más viejo requiere más tiempo, esfuerzo y costo. Las piezas de repuesto, por ejemplo, cuestan más conforme los inventarios de las refacciones se disminuyen con el tiempo. El tiempo promedio de reparación (MTTR por sus siglas en inglés) incrementa ya que se vuelve más difícil localizar y asegurar técnicos que tengan el conocimiento necesario para reparar el equipo viejo. En cuanto al enfriamiento, los nuevos diseños innovadores de sistemas requieren menos espacio y el acceso al servicio es a menudo mucho más simple, lo cual también reduce el tiempo para su reparación.

*Límites para la agilidad del centro de datos 

En los centros de datos actuales, el término agilidad implica el uso de los recursos del centro de datos de maneras innovadoras que permitan la operación del centro de datos a la velocidad del negocio. El mercado cambia rápidamente, y por lo tanto, el centro de datos también necesita reaccionar rápidamente. Una infraestructura física anticuada puede limitar esa agilidad.

Lo importante de tener equipos de última generación

Instalar equipo de TI de última generación en instalaciones viejas puede limitar los beneficios que la nueva tecnología es capaz de brindar. En algunos casos, la nueva tecnología de TI sobrecargará la infraestructura antigua hasta el punto de generar fallas. Si un UPS existente no logra cumplir con los requerimientos de desempeño críticos de la misión actual o futura de la organización (p.ej., resistir la carga entera de TI en los niveles requeridos de redundancia y  funcionamiento), entonces está en el “final de su ciclo de vida”. Las tecnologías nuevas, como la modular, la infraestructura escalable y la infraestructura móvil prefabricada son herramientas clave para permitir la agilidad ya que ayudan a una rápida expansión del volumen de negocios.

Los sistemas de infraestructura física de los centros de datos modernos ahora proporcionan a los operadores señales de advertencia cuando los sistemas están envejeciendo. En lugar de descubrir un problema solo cuando un sistema UPS falla, por ejemplo, los nuevos servicios de monitoreo remoto proporcionan datos de la vida del capacitor AC, vida útil de la batería, vida del capacitor DC, vida del ventilador, vida útil del suministro de energía, desgaste de piezas (bloque de potencia, contactores, disyuntores), vida del módulo de energía, vida del filtro de aire, y expiración de la garantía.

Para aprender más acerca de las mejores prácticas para la modernización de centros de datos, descarga la nueva guía electrónica de Schneider Electric, “Modernizar o Subcontratar: Evaluando las Opciones para tu Centro de Datos”.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)