Gestión de la energía/Eficiencia energética

Las principales modificaciones de la Directiva de Eficiencia Energética y de la Directiva de Eficiencia Energética de los Edificios

¿Quieres saber qué es lo más importante de la nueva Directiva 2018/844/UE? Te hago un resumen de los puntos más importantes de la nueva Directiva de Eficiencia Energética y de la Directiva de Eficiencia Energética de los Edificios. Infórmate para saber cómo afecta a los edificios de obra nueva y grandes reformas en España.

A finales de 2016 la Comisión Europea lanzó la iniciativa Clean Energy for all Europeans cuyo objetivo era proporcionar un marco legislativo estable necesario para facilitar la denominada transición energética limpia y ayudar al sector de la energía europea a ser más estable, competitivo y sostenible.

Esta iniciativa contemplaba la revisión de diferentes Directivas europeas, entre las que se encontraban la Directiva 2012/27/UE de Eficiencia Energética y la Directiva 2010/31/UE de Eficiencia Energética de los Edificios. Finalmente, el pasado mes de junio, se publicó la Directiva 2018/844/UE, donde se modificaban las dos Directivas anteriormente mencionadas sobre Eficiencia Energética.

Estas modificaciones representan unas interesantes novedades que, sin intención de ser muy exhaustivas, resumo a continuación.

Estrategia de renovación de edificios

Los Estados miembros deberán establecer una estrategia de renovación de edificios residenciales y no residenciales, públicos y privados, a largo plazo (año 2050), incluyendo hitos indicativos para los años 2030, 2040 y 2050. El objetivo es que, en el año 2050, el parque de edificios sea altamente eficiente desde el punto de vista energético y descarbonizado.

Para financiar esta renovación, se contribuirá a movilizar y desbloquear inversiones privadas a gran escala. Se trabajará también para generar confianza y atraer a más inversores al mercado de la eficiencia energética.

La Comisión deberá realizar antes de 2020 un estudio de viabilidad sobre la aplicación del Pasaporte Voluntario, no obligatorio y complementario al Certificado de Eficiencia Energética. Éste se obtiene resultado de una auditoria energética donde se proporcionan las medidas y renovaciones relevantes para incorporar soluciones de eficiencia energética y mejorar el comportamiento energético de un edificio.

Movilidad eléctrica

En edificios no residenciales nuevos o en los que se realicen renovaciones de importancia, si tienen más de 10 plazas de aparcamiento:

Se exigirá la instalación de canalizaciones, es decir, conductos para cables eléctricos, para alimentar al menos 1 de cada 5 plazas de aparcamiento (aparcamiento en el edificio o adyacente)

– Los Estados Miembros deberán establecer requisitos para un número mínimo de puntos de recarga en edificios con más de 20 plazas antes del 01/01/2025

Se incluyen diversos casos en los que los Estados Miembros pueden decidir no aplicar las medidas anteriores. Destacar la posibilidad de no aplicar las medidas si el coste de las instalaciones de recarga y canalización supera el 7% del coste total de la renovación del edificio.

Sistemas de automatización y control

Finalmente, se ha considerado a los sistemas de automatización y control de edificios como la alternativa más eficiente a las inspecciones físicas.

Consumo energético en edificios

Inspecciones técnicas de los edificios

En nuevos edificios, cuando técnicamente y económicamente sea viable, se deberá exigir la instalación de dispositivos de autorregulación que ajusten los niveles de temperatura en cada habitación. En edificios existentes, esta medida se aplicará cuando se reemplacen los generadores de calor.

Inspección de las instalaciones de calefacción/aire acondicionado

En edificios no residenciales con sistemas de ventilación y/o calefacción/aire acondicionado de más de 290 kW de potencia, y cuando técnicamente y económicamente sea viable, se exigirá la instalación de sistemas de automatización y control de edificios a partir del año 2025.

Indicador de preparación para aplicaciones inteligentes de los edificios (SRI)

Antes del 31 de diciembre de 2019, la Comisión establecerá un régimen común voluntario para la clasificación del grado de preparación para aplicaciones inteligentes de los edificios:

  • Definición del indicador
  • Metodología de cálculo

La clasificación estará basada en una evaluación de las capacidades de un edificio o una de sus unidades para adaptar su funcionamiento a las necesidades de sus ocupantes y a la red, y mejorar su eficiencia energética y sus prestaciones globales.

La metodología tendrá en cuenta, entre otros, elementos como los contadores inteligentes, los sistemas de automatización y el control de edificios, los dispositivos de autorregulación de la temperatura interior, los puntos de recarga para vehículos eléctricos, etc.

La Directiva 2018/844 entró en vigor el pasado 9 de julio de 2018 y se la fecha máxima para su transposición al ordenamiento jurídico nacional es el 10 de marzo de 2020.

Eficiencia energética en edificios y negocios

No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)