Gestión de la energía/Eficiencia energética

¿Cómo será el Nuevo Mundo Energético? Y, ¿es éste realmente posible?

¿Cómo nos encontraremos en el Nuevo Mundo Energético, impulsado únicamente por las renovables? ¿Será más sostenible, más atractivo y más eficiente? Y, lo que es más, ¿es realmente factible?

Es obvio que el mundo se acerca rápidamente a un punto de inflexión crítico. Todos hemos notado los efectos del cambio climático. Muchos se han puesto en marcha para revertir esta desafortunada catástrofe provocada por el hombre. Y hoy, tenemos la capacidad de impulsar el cambio.

Este nuevo enfoque hacia las fuentes renovables es la base del último informe de la Comisión de Transiciones Energéticas (ETC en sus siglas en inglés), “Better Energy, Greater Prosperity.”. Parece factible reducir a la mitad las emisiones de carbono en 2040, litigando los efectos del cambio climático, manteniendo a la vez la promesa de una energía fiable para todo el mundo.

¿Cómo se pueden alcanzar estas metas? 
Llegar a ser un mundo impulsado por energía renovable no consiste solo en recibir aprobaciones, aplicar unas pocas actualizaciones a la infraestructura y pasar a “enchufarnos” a las nuevas fuentes de energía. Todo lo contrario: hay que actuar gradualmente, centrándonos en los consiguientes esfuerzos, para ver realizadas nuestras mayores metas.

  1. Redistribución global del capital 
    La transición hacia las fuentes renovables, combinada con la creciente electrificación de las nuevas economías y varios sectores de la economía, comporta un aumento significativo de la inversión requerida en el sector. Esto hace que la demanda de una mayor eficiencia del capital ya invertido en la industria sea aún más intensa, un campo en el que queda aún mucho por hacer.
  2. Dar respuesta a la necesidad futura de combustibles fósiles
    La ETC coincide en que ciertos emisores de gases invernadero seguirán siendo parte del mix energético. Puesto que se prevé que el consumo energético mundial aumente un 35% en 2035 (incluidos los sectores como el transporte y la aviación, difíciles de electrificar por completo), la dependencia de combustibles fósiles seguirá creciendo en este periodo. Por lo tanto, puede augurarse con seguridad que los niveles de gases invernadero seguirán creciendo, a la vez que lo harán sus efectos negativos en el cambio climático. El remedio contra esto es adelantarse a dicha tendencia ascendente, facilitando el cambio a la energía renovable antes de tiempo, así como descarbonizando ulteriormente los sistemas energéticos actuales.
  3. Acelerar la transición hacia las renovables combinadas y la eficiencia energética
    Se espera que la inversión global en generación renovable supere notablemente la de generación fósil en 2030. La energía solar y eólica han experimentado el crecimiento más rápido de toda fuente de electricidad, crecimiento que se intensificará a medida que el coste de los generadores de energía renovable disminuya año tras año.

Energía eólica

Paralelamente, es una prioridad invertir en descarbonizar industrias y edificios (especialmente aquellos difíciles de electrificar) sin sacrificar la producción de energía fiable. Esta transición hacia un escenario bajo en carbono se puede alcanzar centrándose, los próximos años, en las siguientes áreas:

  • Una mayor distribución de capital traerá una demanda de mayor eficiencia del capital invertido. Las soluciones de gestión activa de la energía son imprescindibles para aumentar la eficiencia de todo el sistema energético, lo cual supone el foco de nuestras actividades y conocimientos.
  • La resistencia y continuidad de las operaciones. Las renovables presentan importantes retos técnicos para las operaciones de red. Las soluciones Smart grid, impulsadas por la tecnología digital, son una pieza clave, permitiendo una mayor gestión en tiempo real y una integración de las renovables. Desarrollar soluciones de microgrid (y energías renovables descentralizadas) consiste básicamente en cambiar la arquitectura de la distribución energética, campo en el que Schneider Electric es líder indiscutible.
  • La adaptación a los cambios en reglas y normativas del Mercado. Los marcos regulatorios de todo el mundo son clave para la transformación de las compañías eléctricas y de los modelos de negocio. Nosotros apoyamos activamente a los gobiernos que modifican sus políticas energéticas para adaptarse al cambio hacia el nuevo mundo energético: un mundo más descarbonizado, descentralizado y digitalizado.

Ahora es el momento de actuar

Coincidimos con la ETC en que estas metas ya son factibles, y en que nuestra tecnología y experiencia están orientadas a impulsar la transformación global. Aun así, los líderes mundiales deben tomar los pasos necesarios hacia un mundo realmente descarbonizado, pasando por un cambio en los modelos de negocio energéticos, así como el compromiso con fuentes de energía “Smart”, renovables y orientadas al prosumidor.

Descubre más sobre el futuro del sector eléctrico descargándote nuestro ebook gratuito, “Powering and Always-on World”.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)