Formación/Investigación

El liderazgo inclusivo como factor de desarrollo

La sociedad globalizada, la formación continuada, la incorporación de la mujer al mundo laboral, la migración, etc. son factores que han hecho cambiar la composición de nuestras sociedades pero también han conllevado cambios sustanciales en el ámbito laboral. Los equipos están hoy formados por personas de diferente sexo, con orígenes dispares, con edades muy variadas y que provienen de ramas académicas diferentes. Todas y cada una de ellas con un acervo cultural particular que las define y las caracteriza. Y por este motivo, hoy tenemos equipos más creativos y más innovadores. Equipos que responden mejor a las necesidades de la sociedad de la que son reflejo.

Para conseguir que los miembros de un departamento contribuyan activamente a los resultados de una compañía ofreciendo lo mejor de sí mismo han de hacerlo desde el respeto a su diversidad y esto solo es posible si las empresas lideran desde la inclusión.

Great Place to Work

Schneider Electric – Great Place to Work

¿Qué es el liderazgo inclusivo?

Podríamos definir el liderazgo inclusivo como aquel que aprecia las diferencias, no hace sentir a nadie extraño por sus características, que respeta y valora la opinión del personal a su cargo. Además, sabe apreciar aquellos aspectos, talentos y habilidades, que han de permitir a los componentes de sus equipos desarrollarse laboralmente.

El liderazgo inclusivo da un paso más y no se queda en el respeto (hecho que ya se presupone en las empresas actuales). Sabemos que estamos ante un líder inclusivo cuando gestiona sin juzgar ni valorar, muestra una coherencia total entre el respeto del que habla y el respeto que demuestra.

¿Cómo aplicar el liderazgo inclusivo a mi empresa?

Exposición, experiencia y formación son los tres factores que nos permitirán hacer crecer el liderazgo inclusivo en nuestras empresas:

  • Exposición para que los equipos puedan verse reflejados en líderes que hacen gala de sus diferencias, que son conscientes que contar con una variedad de perfiles siempre aporta más. Todos somos diferentes.
  • Experiencia con equipos multidisciplinares que permita aportar nuevos conocimientos y puntos de vista.
  • Formación para aprender más y crecer en liderazgo inclusivo. Ser una persona inclusiva forma parte de nuestros valores, pero siempre hay puntos a mejorar, nuevas herramientas para aplicar que deben aprenderse.

¿Cómo gestionar equipos desde el liderazgo inclusivo? Liderar desde el ejemplo

Históricamente, nos hemos encontrado con gestores muy jerárquicos, acostumbrados a imponer sus decisiones. Pero ya hace más de una década que trabajamos para que los líderes de las empresas crean en la inclusión como un factor determinante en el desarrollo del negocio.

Pero no solo para que los líderes hagan el cambio, también para que sus equipos se sumen a esta filosofía de trabajo y dejen de pensar en términos jerárquicos.

Para conseguir que todos den el paso, contamos con los líderes como ejemplo. Es el gestor/a de equipo el que debe iniciar el clima de confianza, mostrarse abierto y servir de rol model. Empezar la cadena que desarrollará el pensamiento inclusivo en todos los departamentos.

Una de las recomendaciones que hacemos para empezar a trabajar con liderazgo inclusivo es la gestión de la complicidad, bajar la barrera contando experiencias que contengan lugares comunes. Cuando un equipo se integra y es cómplice en la diversidad su gestión es más rápida y respetuosa para todos sus miembros y en todas las direcciones de flujos de trabajo.

¿Cómo afecta a las empresas el liderazgo inclusivo?

La diversidad está ligada directamente al éxito y al negocio. Contar con equipos multidisciplinares, de edades diferentes, de capacidades múltiples, de nacionalidades diversas, con situaciones personales distintas; incrementa la creatividad y la innovación en las soluciones, conllevando empresas más innovadoras, creativas y brillantes. No debemos olvidar que las personas que trabajamos felices somos más productivas y afectamos directamente al balance empresarial.

La diversidad debe gestionarse, aprovecharse, fomentarse, enseñarse, liderarse. La diversidad es un factor de crecimiento inconmensurable y que todos tenemos en nuestras empresas.

 


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)