Data centers

Cómo la Computacion en el Extremo de la Red está transformando la implementación de la IoT en el cuidado de la salud.

Aunque muchas industrias luchan con respecto a cómo tomar ventaja de las tecnologías de la Internet de las cosas (IoT), el cuidado de la salud ya se ha embarcado en la transformación digital, con el fin de lograr una eficiencia operativa y mejorar el cuidado de la salud.

El cuidado de la salud está aprovechando las tecnologías conectadas en varios campos:

Almacenamiento de registros de pacientes: Registros médicos electrónicos (EMR) que han digitalizado archivos y documentos físicos.

Telemedicina: Sistemas de video, voz y datos que permiten a los pacientes consultar a los médicos de forma remota.

Salas de operación: Robótica de última generación y equipos de video que ayudan a los médicos en la realización de cirugías.

Monitorización de pacientes: Dispositivos médicos conectados, como bombas de insulina, lentes inteligentes y marcapasos; que transmiten datos a los médicos con respecto a la condición del paciente.

Portátiles: Dispositivos portátiles y aplicaciones conectadas que registran varias mediciones médicas, como la frecuencia cardiaca, el conteo de pasos e hidratación, útiles para ayudar al proveedor de asistencia sanitaria a observar los signos vitales a lo largo del tiempo.

Rastreo de recursos: Tecnología RFID, que permite ubicar en tiempo real tanto al personal como al equipo médico.

Uso de las instalaciones: Sensores y análisis de datos que ayudan a optimizar el uso de las instalaciones clínicas, como las salas de operaciones.

Es justo decir que hay una revolución en marcha en el sector del cuidado de la salud. Los proveedores, compañías farmacéuticas y fabricantes de dispositivos médicos han sido pioneros en la adaptación de tecnologías conectadas. Han reconocido que dichas tecnologías pueden mejorar la asistencia de varias formas.

Objetivos de la IoT

Los proveedores de servicios de salud están bajo la presión del incremento en los costos y la demanda por asistencia sanitaria, combinado con una reducción en su inversión. También hay mayores expectativas con respecto a la mejora de la seguridad y la calidad del cuidado del paciente.

El despliegue de las tecnologías de la IoT en el cuidado de la salud consiste en lograr uno o más, de los tres objetivos principales, mediante la transformación digital:

  • Generar nuevas fuentes de ingresos.
  • Mejorar la eficiencia operativa y reducir costos.
  • Mejorar la experiencia del paciente.

Por lo general, lograr estos objetivos involucra crear un plan de transformación digital para añadir nuevas tecnologías, mejorar los recursos digitales existentes y conectarlos para producir resultados comerciales.

Una parte integral de la transformación, que cada vez más compañías están descubriendo, es la creación de micrositios de computación al extremo de la red que acerquen el procesamiento y el análisis hacia donde sucede la acción; las “cosas” en la IoT y sus usuarios. La razón para esto es evitar la latencia en las transmisiones de datos entre las sedes de la compañía, infraestructuras en la nube, centros de datos corporativos y sucursales.

En el cuidado de la salud, la latencia es en definitiva un problema. Cuando los proveedores hacen uso de dispositivos de registro para monitorizar la condición del paciente, y emplean robótica de última generación en las salas de operaciones; no pueden tolerar la latencia. Siendo ese el caso, veremos el surgimiento de más y más sitios de computación periférica en clínicas, hospitales y oficinas de médicos.

Estos sitios también desempeñan una función en el aseguramiento de datos. Esto es una prioridad para los proveedores de servicios de salud, ya que son responsables de proteger algunos de los datos más regulados y de mayor privacidad, que fluyen a través de las redes en ambas direcciones.

Más en camino

Los primeros pasos del cuidado de la salud hacia la digitalización incluyen desarrollos tales como el uso de dispositivos portátiles para leer códigos de barras en las pulseras de los pacientes, la adopción de identificadores por radiofrecuencia (RFID) para rastrear recursos como sillas de ruedas y camas móviles de pacientes, así como plataformas de registros médicos electrónicos (EMR) que han digitalizado archivos físicos y portapapeles con documentos digitales.

Hay mucho más en camino en el cuidado de la salud mediante las tecnologías conectadas. Por ejemplo, los investigadores farmacéuticos están probando sensores que se pueden ingerir y que verifican si los pacientes están consumiendo sus medicamentos. Cuando la píldora se disuelve, envía una señal a un sensor en el cuerpo que actualiza la aplicación del teléfono celular.

Mientras tanto, la filial de Novartis, Alcon, está evaluando sensores no invasivos en lentes de contacto para medir los niveles de glucosa en las lágrimas de pacientes con diabetes y enviar los datos a un dispositivo móvil. Otro proyecto con lentes inteligentes involucra ayudar a personas que sufren de presbicia para restaurar el enfoque visual.

Estos avances que parecen sacados de la ciencia ficción se sumarán a la multitud de tecnologías conectadas que ya están en uso. Y todas requerirán una infraestructura sólida con conectividad confiable, respaldo de datos y sistemas de gestión de energía, con el fin de asegurar que funcionen de forma apropiada. Para garantizar la certeza en un mundo conectado para su negocio de cuidado de la salud, haga clic aquí para aprender más sobre las soluciones de la IoT y la computación al extremo de la red.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)