Data centers

Cambios radicales en las compras del consumidor y la digitalización de las compras revelan cómo la IOT y la computación periférica, son esenciales en la escena del cambio de las ventas minoristas

Una cosa que todos tenemos en común es que compramos. Algunos de nosotros ordenamos artículos en línea mientras otros se prueban diamantes en Tiffany’s o hacen conducciones de prueba en los concesionarios. Ya sea por quehacer o por derroche, comprar es un hecho de la vida. Por lo tanto, todos tenemos nuestro punto de vista personal desde el cual observamos los cambios radicales que se presentan en la industria del mercado minorista, mediante la digitalización de las compras y los cambios en el comportamiento de compras.

Cada día escuchamos de minoristas establecidos como Macy’s, Toys R Us, J. Crew, Sears, y J.C. Penney, que cierran tiendas o que entran en bancarrota. 9 000 tiendas cerraron en los Estados Unidos en 2017; se espera que se presente para este año un récord de 12. 000 cierres. Fonte: www.businessinsider.com 

Pero entre la ruina y la tristeza, están abriendo algunas tiendas.

Arraigada como la tienda del futuro, el nuevo mercado de conveniencia de Amazon abrió recientemente en Seattle y Amazon Go se convirtió en algo noticioso gracias a lo que no tenía: filas de compradores impacientes, mostradores o cajeros en espera de registrar los artículos.

No es sorpresa que Amazon, un minorista en línea que se enorgullece de ofrecer la más grande selección de todo, haya aprovechado la tecnología para hacer que las filas para pagar fuesen algo del pasado. En su lugar, una aplicación cobra a los clientes cuando se van. Para muchos clientes, el punto está en la velocidad y la conveniencia. La aplicación les dice exactamente cuánto tiempo han visitado la tienda. Un cliente puede entrar, almorzar e irse en menos de un minuto.

Algunos minoristas en línea bien establecidos están abriendo tiendas para conectarse de primera mano con los clientes. Una de estas compañías es Rent the Runaway, una marca de comercio electrónico donde los clientes alquilan vestidos de diseñador. Rent the Runaway se fundó en 2009, y luego de construir una fuerte presencia en línea, abrió salas de muestras en unas cuantas ciudades de Estados Unidos desde 2013, las cuales han sido descritas como armarios de ensueño. Las tiendas tienen quioscos de mostradores, por lo que los asociados de la tienda conocen los intereses en línea de los clientes; las tiendas ofrecen estilistas personales, una diferenciación adicional con respecto a las tiendas minoristas tradicionales.

“Es más como un club o un lugar del cual te sientes miembro, dijo Maureen Sullivan, presidente de Rent the Runaway, a CNBC en diciembre de 2016.

En la actualidad, los líderes de la compañía dicen que Rent the Runaway quieren ser más que una extensión del armario del cliente. Quieren ser un “armario en la nube.” Fonte: www.cnbc.com

Creo que esta tendencia es evidencia de que a los clientes se les antoja experimentar las compras minoristas porque, en persona, se puede ver la mercancía, se puede tocar la tela, comparar un producto con otro de una forma tangible, hacerlo de manera social al comprar con amigos y estos aspectos de las compras,  se pierden en línea con el enfoque de la velocidad y la conveniencia.

Lo que sucede en el mercado minorista me recuerda cuando los DVD entraron en escena y la gente predijo el deceso de los cinemas. ¡Todos estarían en casa con bolsas de palomitas para hornos microondas y mirarían sus DVD en la comodidad de sus propias cuatro paredes! En lugar de esto, somos testigos de la transformación de los multiplex con la instalación de barras y muebles cómodos. En lugar de palomitas de maíz en el mostrador, los asistentes pueden ordenar botanas para que se les entreguen de forma conveniente en sus asientos mientras miran la película.

De la misma manera de transformación, creo que el futuro sostendrá una mezcla de compras en línea y en tiendas físicas, pero las dos continuarán en el proceso de interconectarse más y más. Las tiendas de ladrillo y mortero, donde se compra la abrumadora mayoría de artículos, se usará más tecnología que nunca, tal como vestidores virtuales, donde puede probarse una prenda sin la incomodidad de desvestirse.

Hace poco una colega experimentó este acogimiento de tecnología por parte de minoristas cuando compró un televisor. Ella vio el modelo que quería, lo comparó con otros y escuchó todo acerca de sus beneficios, sólo para saber que ya había sido vendido. El empleado sugirió que lo ordenara del minorista por teléfono. Por tanto, en lugar de esperar en una larga fila y arrastrar una enorme caja a su vehículo con la esperanza de que de hecho cupiera en él, recibió su televisor en casa. Esto es conveniencia.

En Schneider Electric, sabemos que toda esta tecnología en las tiendas supone una dependencia mejorada de las aplicaciones basadas en la nube. Por tanto, la computación de vanguardia continuará siendo incluso más importante para las soluciones generales de los centros de datos. Con el fin de gestionar estas expectativas, necesitamos pensar con más amplitud y adoptar el complejo ecosistema de centros de datos compuesto por la computación regional, periférica y en la nube, e invertir en soluciones para una periferia más resiliente.

La transformación digital se está dando en las industrias alrededor del mundo, pero el mercado minorista es una industria en la cual todos nosotros vemos los cambios a medida que suceden, sobre todo cuando visitamos nuestra tienda favorita solo para descubrir que cierra sus puertas para siempre.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)