Data centers

La industria de los centros de datos: evolución sin precedentes

Los diseños de los centros de datos están experimentando una transformación masiva debido a la nube y el IoT.

Estamos en una era de cambio transformacional en la industria de centros de datos y esto es nuevo. Históricamente, estos edificios y cuartos dedicados, originalmente diseñados para alojar computadoras centrales, experimentaron pocos cambios durante más de 40 años y fueron altamente regulados por los Estados Unidos y otros gobiernos.

Como dijo Winston Churchill una vez: “No hay nada malo en el cambio, si éste está en la dirección correcta“. Y el cambio está en nosotros.

En los últimos años, varias fuerzas han impulsado un cambio que afecta directamente el diseño y la arquitectura de los centros de datos en 2017 y más allá. El primero es la computación en la nube: los gigantes del internet no estaban satisfechos con la velocidad de implementación de los centros de datos de antaño, ni con el alto costo y capacidad de escalar, así que comenzaron sus propios diseños. El segundo es el Internet de las Cosas (IoT), que está llevando a los centros de datos a manejar grandes cantidades de información y a transferir el poder computacional y datos de gran ancho de banda a puntos más cerca del usuario o de la red.

El crecimiento de la hiperescala

Primero analicemos cómo los gigantes del internet abordan los desafíos de construir centros de datos a gran escala a nivel de la nube. En primer lugar, la competitividad en el mercado dicta que la capacidad debe conectarse extremadamente rápido: proyectos de 10 a 20 MW (megawatt) desde el concepto hasta el funcionamiento deberían conectarse en menos de un año. Éste es un cambio masivo de un proceso heredado que tardaba 10 veces más en implementarse. La necesidad de acelerar la comercialización ha provocado que los mejores jugadores de TI como Hewlett-Packard Enterprise y ahora Cisco, abandonen sus iniciativas en la nube como AWS, Azure y otros.

Entonces, ¿cómo se están moviendo tan rápido los ganadores? Están comenzando en el nivel de las instalaciones con soluciones de energía prefabricadas, que incluyen interruptores y equipos de respaldo montados sobre patines y construidos en paralelo con las instalaciones reales del centro de datos. Los patines se envían al sitio cuando está listo. Además, están diseñando sus propios equipos de TI (servidores, almacenamiento, racks, monitoreo, etc.) y construyendo en áreas de bajo costo para ahorrar dinero y tiempo.

micro centros de datos

Este equipo de TI sin cables también se construye en paralelo a la instalación y se apila en bloques lógicos de construcción (generalmente racks) y luego se envía al sitio y se coloca rápidamente en su lugar. El equipo de TI está diseñado para funcionar de manera sincronizada con la temperatura ambiente de la ubicación del sitio, que permite a muchas de estas instalaciones esencialmente expulsar el aire exterior a través de la instalación como mecanismo de enfriamiento. El resultado es mucho más eficiente y menos complejo que el enfriamiento de precisión tradicional.

Para maximizar la velocidad de comunicación y reducir la latencia, los jugadores de hiperescala están haciendo dos cosas más: aumentar la velocidad del tejido de la red y acercar la capacidad a los usuarios. La velocidad de la red significa qué tan rápido salen los datos de la red, generalmente es el Internet y quizás una transmisión de larga distancia, al interruptor principal en los datos, a las combinaciones de interruptores y a la conexión con el servidor en sí, y luego de vuelta al usuario.

Estas conexiones se logran a través de combinaciones de diferentes niveles de conectividad de red que utilizan velocidades de 10/25/50/100 gigabits por segundo. ¡No fue hace mucho tiempo que 1 gigabit fue considerado asombrosamente rápido!

Sin embargo, mover los datos a través de los interruptores lo hace más lento, y las aplicaciones de baja latencia como los juegos en línea y Microsoft 365 requieren menos latencia. Esto está forzando a los gigantes de internet a replicar su computación en la nube en áreas regionales o urbanas en una arquitectura de nube híbrida. A pesar de que estas grandes compañías pueden construir instalaciones muy rápido, siempre hay problemas regulatorios y ambientales que ralentizan dramáticamente los despliegues urbanos.

Afortunadamente, muchos proveedores de hosting han pasado por el largo proceso y tienen instalaciones con exceso de capacidad en áreas urbanas donde se están mudando.

El IoT y la computación al extremo de la red

data centers digital technology centros de datos tecnología

Cuando la mayoría de las personas piensa en IoT, piensan en dispositivos portátiles. Estas “cosas” son parte de IoT, pero generalmente no son críticas sobre la latencia y no utilizan mucho ancho de banda. Sin embargo, hay aplicaciones emergentes en IoT que requerirán una latencia dramáticamente reducida y se ubicarán más lejos en la computación al extremo de la red. Esto incluye transmisión de video y reconocimiento facial en estadios, aeropuertos y museos, ciudades inteligentes, manejo asistido en la nube, vehículos de control remoto y vehículos autónomos.

Estas aplicaciones, así como la realidad virtual y aumentada, requieren un almacenamiento y computación muy localizado. La forma más eficiente de implementar esta capacidad de almacenamiento y computación es a través de pequeños Micro Data Centers, dos racks de TI o más pequeños, que se comunican a través de WiFi, 4G, 5G o cualquier combinación. Ya estamos viendo el comienzo de esta tendencia y, a medida que las aplicaciones crezcan, veremos despliegues a gran escala.

Estamos en un período de transformación de centros de datos, a medida que se encuentra disponible una capacidad masiva en centros de datos de hiperescala de computación en la nube, centros de datos de computación al extremo de la red regionales y Micro Centros de Datos de computación al extremo de la red locales. Estas aplicaciones permitirán una nueva área de automatización y cambios de estilo de vida para muchas personas en todo el mundo: el cambio va en la dirección correcta.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)