Data centers

Las técnicas de enfriamiento adiabático y evaporativo brindan grandes ahorros en los Centros de Datos

Las técnicas de enfriamiento adiabático y evaporativo brindan grandes ahorros en los Centros de Datos – en cualquier parte del planeta

Con muchos de los avances que hemos visto con respecto a los economizadores de aire y agua para los sistemas de enfriamiento de Centros de Datos (normalmente llamados free-cooling chillers en Europa), no es exagerado decir que no importa en qué parte del planeta se encuentre su centro de datos, puede aprovechar las soluciones del economizador para reducir los costos de refrigeración, en algunos casos, junto con su huella de carbono.

El siguiente gráfico ilustra el punto para un sistema de agua refrigerada, basado en un economizador de agua con un sistema adiabático. Muestra las ganancias que se obtienen al utilizar sistemas de refrigeración más modernos en comparación con los sistemas tradicionales, además de emplear tres técnicas: una temperatura del agua refrigerada de suministro relativamente alta, hasta 20° C a los acondicionadores de aire del centro de datos (tema cubierto en una publicación anterior); un mayor diferencial entre el suministro de agua refrigerada y las temperaturas de retorno, conocido como el delta T; y un sistema adiabático integrado para los intercambiadores de calor.

En particular, el sistema adiabático reduce el impacto energético tanto en verano

como a mediados de la temporada, operando durante gran parte del año.

Tomemos a París como un ejemplo. En el gráfico, estamos comparando un centro de datos en París que utiliza unidades economizadoras de agua tradicionales y un típico delta T de 6 ° C (agua refrigerada entrante de 18 ° C y saliente a 24 ° C) con el mismo centro de datos usando un Delta T de 10 ° C (18/28 ° C) junto con una nueva solución de economizador de agua, conocida como refrigeración adiabática o evaporativa. La combinación de los dos proporciona un aumento del 22% en la eficiencia energética – un número que significa enormes ahorros en dólares para un gran centro de datos.

 

 

Comparación calculada de economizadores de agua tradicionales a 18/24 ° C con economizadores de agua con sistema adiabático a 18/28 ° C

 

Basado en el gráfico, los ahorros se pueden realizar en cualquier parte del mundo, incluso en climas templados como Nueva Delhi o Buenos Aires. Lo interesante es que también se pueden obtener ahorros en climas más fríos como Moscú, aunque los centros de datos en estas áreas ya se benefician enormemente de los sistemas economizadores tradicionales que dependen del aire frío.

¿Por qué pasa esto? Los sistemas adiabáticos aprovechan la evaporación del agua para reducir la temperatura del aire, mejorando así la eficiencia de la unidad, independientemente si es un economizador de aire o un enfriador de refrigeración libre. Es el mismo principio que te hace sentir frío al salir del agua en la playa – como el agua se evapora, lleva el calor lejos de ti.

En los economizadores de agua, el proceso adiabático implica el uso de boquillas situadas sobre bobinas del economizador de aire que esencialmente las envuelve en una niebla fina. A medida que la niebla se evapora, se necesita calor, enfriando el refrigerante y el agua dentro de las bobinas. (Hablando de eso, los cambios están llegando en los refrigerantes que utilizamos en los sistemas de enfriamiento de centros de datos, como he comentado en posts anteriores). En los economizadores de aire, el proceso de evaporación se basa en mantener húmedo el intercambiador de calor aire-aire, maximizando el intercambio térmico natural entre el aire del centro de datos y el aire exterior sin mezclar.

Un sistema de control incorporado monitorea y controla la operación. En resumen, sólo utiliza agua cuando es necesario para una refrigeración adicional y también puede usar refrigeración auxiliar de recorte cuando sea necesario, para manejar altas temperaturas o humedad. Al aprovechar la tecnología de velocidad variable que optimiza la capacidad de enfriamiento para cumplir con los requisitos en un momento dado, las empresas pueden ahorrar aún más en los costos de enfriamiento del centro de datos (conozca más acerca del tema en post anteriores).

 

El nuevo economizador de aire indirecto EcoflairTM de Schneider Electric con sistema evaporativo

 

El economizador de agua Schneider Electric con sistema adiabático

 

Los propietarios de grandes y medianos centros de datos están siempre buscando una forma de ahorrar un solo punto porcentual en el consumo de energía, ya que se traduce en millones de dólares a lo largo de los años. También están justamente preocupados por la reducción de su huella de carbono, que se relaciona no sólo con la electricidad, sino con el consumo de agua, para optimizar el costo total de la propiedad.

Solo considerando el uso de energía, es posible usar el pPUE (Eficacia de Uso de Potencia parcial), un parámetro bien conocido para identificar y comparar los niveles de eficiencia de diferentes tecnologías.

El siguiente diagrama muestra claramente cuál es el enfoque más innovador que se utiliza en el diseño de centros de datos, eligiendo las últimas tecnologías, en cuanto menor sea el pPUE, resulta en un enorme impacto en la eficiencia del centro de datos.

Los sistemas de enfriamiento adiabático, como el Ecoflair™ de Schneider Electric, se ajustaron a la ley en ambos frentes, reduciendo tanto el consumo de energía como el de agua. Para obtener más información, visite nuestro sitio Ecoflair Air Economizer para acceder a recursos adicionales y documentos técnicos. También, echa un vistazo al modelo interactivo para Ecoflair y otras soluciones de refrigeración.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)