Data centers

Green Mountain, el centro de datos en armonía con la naturaleza

Utiliza el poder de la naturaleza

Utiliza el poder de la naturaleza

Noruega es un hermoso país con increíbles paisajes. Pero, más allá de su belleza, la tenacidad de su clima proporciona el ambiente ideal para albergar el centro de datos más verde del mundo. Ubicado en Rennesøy, un municipio cercano a Stavanger, la «capital del petróleo» de Noruega, la infraestructura se ubica en un paraje excepcional: un antiguo depósito de municiones de la OTAN.

¿El ingrediente secreto para la exitosa y verde receta? Sacar el máximo partido a los recursos naturales: con más de 20.000 m2 de salas de TI, la infraestructura aprovecha las potencialidades de una situación excepcional para conseguir la mayor eficiencia energética. Por ejemplo, utiliza el agua del mar Báltico para su refrigeración y se alimenta de una energía hídrica 100% renovable y de bajo coste.

Desde Schneider Electric hemos acompañado a Green Mountain en el diseño de este centro de datos Tier III+ altamente securizado, proporcionando todas las infraestructuras del proyecto: desde la refrigeración y la electricidad hasta la urbanización de las salas de TI.

La infraestructura cuenta con seis salas accesibles a través de largos túneles subterráneos que garantizan un alto nivel de seguridad al que también contribuyen las antiguas puertas blindadas de la OTAN. Para su construcción se respetaron los estándares Tiers III y Tiers IV y, además, la instalación cuenta con el certificado Uptime.

El suministro de energía proviene de varias centrales hidroeléctricas aguas arriba y está alimentado por tres redes de media tensión. Para ello, proporcionamos toda la infraestructura de la alimentación eléctrica, desde las celdas de media tensión hasta los SAIs de alto rendimiento Symmetra MW, pasando por la distribución de baja tensión.

El sistema de refrigeración del centro de datos fue concebido para reducir al máximo el impacto energético utilizando los recursos naturales. Un sistema de sifón lleva el agua desde el fiordo hasta la estación de refrigeración sin utilizar energía eléctrica (sólo con la ayuda de la gravedad) y sin hacer uso de gases refrigerantes. De esta manera, se limita el consumo de los sistemas de bomba, que sólo se utilizan para el arranque. El agua, además, está a una temperatura constante de 8ºC durante todo el año, ideal para un centro de datos.

Esta solución de refrigeración es totalmente redundante: desde la producción (dos sistemas separados, dos depósitos, etc.) hasta la distribución dentro de las salas (doble circuito de agua fría, climatizadores redundantes, redes separadas, etc.), de acuerdo con un esquema de disponibilidad 2N. La distribución de frío está garantizada por un sistema de climatización de precisión InRow lo que permite extraer el calor de la manera más cercana posible a las fuentes TI. Nuestra solución EcoAisle complementa el proceso, asegurando el confinamiento térmico y aumentando el rendimiento de los InRow.

Además, el centro de datos se gestiona gracias a la herramienta de supervisión StruxureWare for Data Centers, la suite de software DCIM de Schneider Electric, que proporciona a los operadores la información que necesitan para garantizar el equilibrio perfecto entre una alta disponibilidad y eficiencia, a lo largo de todo el ciclo de vida del centro de datos.

Y es que, ¿quién dice que la eficiencia está reñida con el medio ambiente?

 

 


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)