Data centers

Encuentra las (aproximadamente) 7 diferencias entre los centros de datos (I)

Centros de Datos 1

Prefabricado, en contenedor, autónomo, modular, móvil, portátil, sobre estructura, desplazable… Definir un centro de datos modular prefabricado no es una tarea fácil. Por eso, vamos a repasar las diferentes tipologías que existen en el mercado para ayudarte a escoger la que mejor se adapte a tus necesidades.

A nivel técnico, un centro de datos modular prefabricado es aquel que ha sido producido con, al menos, un conjunto de subsistemas. Tradicionalmente, estos se instalan de forma separada en el emplazamiento y son prediseñados, probados e integrados en fábrica. Además, están montados sobre una estructura o un envolvente. Pero, ¿son iguales todos los centros de datos modulares?

A grandes rasgos, podemos definir los centros de datos modulares a través de tres grandes características: los bloques funcionales, el factor de forma y la configuración.

En este post, analizaremos los componentes a tener en cuenta en la primera estas características: su funcionalidad. Más adelante, repasaremos las tipologías que se derivan de la forma y la configuración.

Los módulos de estos centros de datos proporcionan, en ocasiones, múltiples funciones (conocidas como micro centros de datos) pero, a menudo, se dedican exclusivamente a una función: energía, refrigeración o espacios de IT. ¿Qué supone cada una de ellas?

  • Energía: Un módulo de energía prefabricado está diseñado para proporcionar una gran cantidad de energía al centro de datos. Además, puede alimentar un espacio de IT modular o tradicional dentro de un edificio. Los subsistemas comunes que encontramos dentro de un módulo de energía son: cuadros eléctricos o de distribución, ATS, SAI con baterías, transformadores y paneles. Por otro lado, el módulo puede contener sistemas de apoyo como iluminación, seguridad y refrigeración para factores de forma de armario. Normalmente, los generadores de reserva se ubican en un módulo independiente que puede integrarse con el módulo de energía.
  • Refrigeración: Los centros de datos actuales utilizan arquitecturas de refrigeración para dar apoyo al espacio de IT en función de los requisitos de coste, eficiencia y fiabilidad. También es importante que no perdamos de vista la importancia de la ubicación física del centro de datos para conseguir un enfoque óptimo. La TradeOff Tool de Schneider Electric es una calculadora de nivel de eficiencia energética del modo economizador del sistema de refrigeración que nos será de gran utilidad para ilustrar las compensaciones de energía de las diferentes arquitecturas.
  • Espacios de IT: Por último, un espacio de IT prefabricado alberga los equipos de IT pero también la infraestructura de soporte para distribuir aire y energía a esos sistemas. A su vez, tiene que ofrecer un entorno de trabajo adecuado para que el personal de IT pueda gestionar el equipo. Habitualmente, este tipo de módulos incorporan los siguientes sistemas:
  • Rack para los equipos de IT
  • Unidades de distribución de alimentación (PDU)
  • PDU para rack
  • Sistema de distribución de aire (CRAH, CRAC, conductos de aire, según la arquitectura)
  • Sistema de humidificación y deshumidificación
  • Infraestructura y gestión de cableado
  • Sistema de detección y protección contra incendios
  • Iluminación
  • Sistemas de seguridad

Como hemos visto, además de contar con los sistemas prediseñados e integrados, disponer de los equipos IT en un módulo supone una ventaja adicional. Es una forma de contención que separa los flujos de aire frío y caliente, un componente crítico para una distribución de aire eficiente y eficaz.

Por eso, es importante que tengamos en cuenta que, cuanto mayor sea la densidad de IT por rack, más sensibles serán los módulos de espacio de IT debido al aumento en la capacidad de cada módulo.

¿Te ha resultado interesante? ¡No te pierdas la continuación de este post!


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)