Alimentación y bebidas

Pulsadores para la industria alimentaria. ¿Tienes lo que hay que tener?

Las aplicaciones de la industria alimentaria cubren un amplio rango de entornos complicados para productos electromecánicos, especialmente para los pulsadores, localizados en el exterior de las máquinas.

pulsadores harmony

Desde un enfoque general, se pueden clasificar los retos de este entorno en 4 categorías.

  • Aplicaciones en exteriores:

Las aplicaciones agrónomas son las que típicamente suponen un desafío para los pulsadores. Las máquinas de alimentación del ganado están expuestas a temperaturas variables y a la lluvia, así como al polvo y barro que, con frecuencia, cubre e incluso bloquea los pulsadores. Esto hace que la protección ante la temperatura de la operación, el agua y el polvo (nivel de protección IP) sean criterios esenciales a tener en cuenta durante la elección de productos para estas aplicaciones.

  • Aplicaciones en interiores con presencia de humedad

Esta área concierne a máquinas que entran en contacto con la comida, ya sea de forma permanente o en ocasiones. Para ello, se necesitan soluciones higiénicas específicas para evitar que los gérmenes localizados en las interfaces de las máquinas contaminen la comida. Alrededor de un tercio de los pulsadores que se utilizan en el sector están ubicados en zonas con mucha humedad. Por ello se construyen con materiales especialmente higiénicos (acero inoxidable, plásticos higiénicos…) y formas que previenen las acumulaciones de comida en los pulsadores.

  • Aplicaciones en interiores sin presencia de humedad

Fuera de la parte húmeda, los pulsadores no suponen un riesgo de contaminación para la comida si se aplican ciertas reglas de higiene básica. Aun así, estos dispositivos se suelen limpiar con agua presurizada o con agentes desinfectantes (como el alcohol), por lo que deben ser suficientemente robustos. Además, los pulsadores enrasados permiten una limpieza mucho más fácil, con una simple toallita con agente desinfectante.

Estos pulsadores también se ven sometidos a salpicaduras ocasionales de sangre, cerveza, leche y otros productos agresivos, así como a temperaturas de hasta -35 grados en algunas cámaras de refrigeración.

Por último, la harina causa ciertas incidencias en aplicaciones de bollería, puesto que la humedad puede ocasionar que se pegue alrededor de los pulsadores. La única solución, con frecuencia, es cubrir los pulsadores con protecciones plásticas.

  • Aplicaciones en atmósferas explosivas

El arroz y los cereales, como polvos volátiles que son, pueden ser causantes de explosiones. De forma similar, los vapores del alcohol pueden suponer un riesgo de deflagración ante la aparición de chispas en ciertos contactos. Estándares internacionales como el IEC 60079 y el UL60079 cubren los requisitos de los pulsadores que se utilizan en aplicaciones de este tipo.

Los botones en atmósferas explosivas que responden a estándares relevantes de las clasificaciones IECex y UL son útiles en silos de cereales y el procesado de substancias alcohólicas.

¿Crees que hay más retos ambientales que puedan influirte en tu elección de pulsadores para estas aplicaciones? Descubre más de nuestros pulsadores Harmony.

 


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)