Petróleo y gas

El impacto del IIoT en la cadena de valor de la industria del petróleo y el gas

Como ocurre con otros muchos sectores, el petróleo y el gas están viviendo actualmente un proceso de evolución digital que permite a los gestores de las refinerías tradicionales reinventar sus operaciones. Explotando estas tecnologías disruptivas digitales pueden optimizar las inversiones de capital (CAPEX) y/o los gastos operativos (OPEX) mientras se proveen de tecnologías, infraestructuras y servicios que permiten una transición hacia un negocio más sostenible.

Esta evolución se da en un momento en el que las refinerías se encuentran ante la necesidad de convertir su cambiante clima de negocio en oportunidades. Y deben hacer esta conversión teniendo en cuenta la modernización de los equipos, la volatilidad de la demanda y la eficiencia energética. Tres puntos sobre los que la inclusión de herramientas y soluciones propias del IoT (Internet Of Things) tiene una afectación particular. Así, en este sector energético particular, el desarrollo de las soluciones IIoT (Industrial Internet of Things) se traducirán en el incremento de la inteligencia a través de todo el proceso, la recopilación de datos y análisis más riguroso y granular y en mayores niveles de control automatizado y decisión.

¿Qué tendencias permitirán que el IIoT evolucione positivamente en el sector?

En esencia, el impacto del IIoT puede atribuirse a tres puntos de influencia principales:

  • El uso acelerado de tecnologías móviles de Interfaz Máquina-Hombre vía smartphones, tablets y otros. Así como su combinación con el acceso IP a los datos y a la información, las analíticas asociadas y la realidad aumentada. Los dispositivos móviles sin cables están expandiendo sus capacidades y mejorando la experiencia del operador. Esto hace al operador “aumentado” más productivo.
  • Acceso asequible a la nube, que requiere tan solo un navegador y acceso a internet para conectarse. Gracias al desarrollo de la nube, el acceso móvil a sitios remotos y la compartición de información es más fácil que nunca.
  • La vasta diversidad de nuevas fuentes de datos, desde sensores a datos de mercado, y la posibilidad de análisis ante nuevos modos de aplicación en diferentes áreas de la cadena de valor del petróleo y el gas.

No podemos olvidar que, aunque el Big Data y el análisis que nos permite el IIoT pueden ser nuevos para algunas industrias, la industria del petróleo y el gas ha procesado grandes cantidades de datos con el objetivo de dirigir sus decisiones durante muchos años. El sector ha necesitado determinar qué yace bajo la superficie de la tierra y cómo sacarlo, las compañías energéticas han invertido en software sísmico, herramientas de visualización y otras tecnologías digitales. Hoy, el incremento de dispositivos informáticos generalizados, sensores más económicos que recogen y transmiten datos, nuevas herramientas de análisis y las capacidades de almacenaje en la nube avanzadas abren nuevas puertas a un sector proclive a la sensorización inteligente.

Iniciamos hoy la serie de post sobre el sector del petróleo y el gas, pero si queréis saber más podéis descargaros más información aquí.

 

Las aplicaciones de IoT en la industria del petróleo y el gas puede mejorar tanto CAPEX como OPEX

Las aplicaciones de IoT en la industria del petróleo y el gas puede mejorar tanto CAPEX como OPEX

Deja una respuesta

  • (will not be published)