Gestión de TI

El papel de la IT en el desarrollo de la Smart Grid

Los sistemas SCADA o ADMS han incrementado su número de aplicaciones y los requisitos de integración

Los sistemas SCADA o ADMS han incrementado su número de aplicaciones y los requisitos de integración

En el análisis que estamos haciendo sobre cómo impacta el IoT en la Smart Grid, hemos podido ver como la convergencia entre IT y OT (Tecnología de la Información – Tecnología Operacional) es vital, así como los factores que permiten la modernización de la OT. Hoy veremos como la implementación de las tecnologías de la información abre las puertas a la modelización, la monitorización y gestión de la red de distribución/transporte eléctrico.

No debemos olvidar que este punto de encuentro entre tecnologías tiene implicaciones de gran alcance para las aplicaciones que modelan, monitorizan y gestionan. Como ejemplo del alcance se encuentran los sistemas SCADA (Supervisión, Control y Adquisición de Datos) o ADMS (Sistema Avanzado de Gestión de la Distribución) que han incrementado su número de aplicaciones y los requisitos de integración. Pero, analicemos en detalle las oportunidades que ofrece el crecimiento de IT en el negocio.

Modelización

La integración de sistemas tradicionalmente ligados a las tecnologías operativas como SCADA, ADMS o OMS depende de la obtención de modelos rigurosos. Sin estos modelos, el desafío para las aplicaciones de este tipo es mayor.

Debe tenerse en cuenta que la distribución de la red cambia en base a las reconfiguraciones debido a la operativa diaria. Por lo tanto, los requisitos de rendimiento de OMS y ADMS, así como de algunos SCADA, requieren de un modelo de red actualizado (o actualizado en sus partes más relevantes) disponible de manera inmediata. De esta manera, ante un corte o una reconfiguración de la red, la actuación es más eficiente y fiable.

Ante la necesidad de contar con información sobre el funcionamiento y el estado actualizada, se requiere un nuevo modelo de integración. Con el desarrollo de IT en la red, es posible que las aplicaciones relacionadas con los equipos compartan un modelo común permitiendo una respuesta más adaptada a nuestros tiempos y en línea con la exigencia del cliente en cuanto a robustez del suministro eléctrico.

Monitorización

La posibilidad de contar con un gran número de puntos finales disponibles para monitorizar la red refuerza positivamente la conciencia operacional. Pero, el incremento de estos, así como la complejidad de la red de distribución, representan un desafío para el gestor. Así, el sistema IT/OT debe ser capaz de recoger toda la información ofrecida, ordenarla e identificar los puntos con relevancia operacional.

El desafío en este caso se encuentra en la integración de dispositivos de campo heredados, que se basan en protocolos de comunicación propietarios no diseñados para ser actualizados, con otros más modernos. El uso de pasarelas inteligentes puede facilitar su integración y ayudar con el acceso a los datos críticos. Estos dispositivos ‘hablan’ mediante protocolos abiertos – como IP, DN3, IEC104 y IEC61850- y los proveen de la funcionalidad de conectar y traducir.

Gestión

El control de la red de distribución a través de la convergencia de los sistemas IT/OT ofrece más datos y una funcionalidad incrementada y, por lo tanto, más información y una toma de decisiones más rápida. En muchas compañías eléctricas, los operarios deberán procesar volúmenes de información más altos y podrán seleccionar opciones operativas entre un conjunto de alternativas.

En este sentido, algunas compañías han tomado la decisión de integrar las aplicaciones de distribución operacional en una plataforma única. De manera que se racionaliza la gestión de todo el sistema y se ofrece un flujo de trabajo mejorado, simplificando las tareas. A menudo, este sistema es la fusión de SCADA, OMS y ADMS, que integra operaciones y análisis de la red de distribución (incluyendo la posibilidad de hacer simulaciones) con una alta velocidad y calidad en las decisiones.

 

Cabe destacar que, si los datos se esconden tras la información de la operativa normal y la modelización, la monitorización y la gestión no son correctas, las oportunidades de mejora se pierden. La gestión tradicional no reconoce y extrae siempre información valiosa de la red en un plazo de tiempo corto. Así para avanzar en el camino de la Smart Grid es necesario avanzar en el IT vía modelizar, monitorizar y gestionar.

 

Deja una respuesta

  • (will not be published)