Gestión de la energía/Eficiencia energética

¿Qué tienen en común los autos híbridos y los centros de datos?

Explicado de una manera básica, los autos híbridos obtienen un excelente kilometraje de combustible por una simple razón: no utilizan el motor de gasolina todo el tiempo. Pero, en realidad, el motivo es más complejo que eso, y tiene similitudes con la tecnología que también permite ahorrar mucho dinero en el enfriamiento de un centro de datos. Nos referimos a los compresores de velocidad variable (VSD) que ayudan a adaptar la capacidad de enfriamiento a los requerimientos necesarios.

¿Cómo funcionan los autos híbridos?

Este tipo de autos tienen un motor eléctrico alimentado por una batería que impulsa el auto la mayoría de las veces, lo que no sólo ahorra combustible, sino que permite un mayor aprovechamiento de la gasolina junto al diseño eficiente del motor. Reducir la demanda en el motor significa que no es necesario que el motor sea tan grande como en un auto tradicional, permitiendo que opere de forma más eficiente.

Otra manera en que los autos híbridos ahorran combustible es con el frenado regenerativo. Los coches convencionales dependen enteramente de los frenos de fricción para disminuir la velocidad, disipando la energía cinética del vehículo en forma de calor. Ahora, el frenado regenerativo permite que parte de esa energía sea capturada, transformada en electricidad y almacenada en las baterías. Esta electricidad almacenada se puede utilizar más adelante para hacer trabajar el motor y acelerar el vehículo.

Además, algunos híbridos ofrecen lo que conocemos como accionamiento eléctrico, donde el vehículo opera totalmente en el torque del motor eléctrico y en bajas velocidades, o para un alcance limitado. El punto principal es que el auto utiliza el motor eléctrico de manera más eficiente, tanto como sea posible, hasta que realmente necesite el motor de gasolina. Esto es muy similar a la forma en que el compresor de velocidad variable (VSD) opera junto a un sistema de enfriamiento para el ahorro en un centro de datos.

Tecnología eficiente para centros de datos

De la misma manera que el frenado regenerativo utiliza la fricción para alimentar el auto, los economizadores utilizan el aire externo para enfriar un centro de datos. Cuando combinamos esto con un enfoque que utiliza temperaturas más altas en los centros de datos y nuevos sistemas de enfriamiento adiabático, los compresores con inversor hacen posible un concepto de enfriamiento “recortado”, donde se reduce la cantidad de enfriamiento suministrada por los compresores tradicionales.

El enfoque de enfriamiento “recortado” dimensiona con mayor precisión el enfriamiento mecánico para encargarse sólo del calor del centro de datos que no es disipado por las unidades economizadoras. Es muy parecido al modo en que el motor de gasolina en un auto híbrido sólo entra en acción cuando los requisitos de potencia exceden lo que el motor eléctrico puede suministrar.

Considera un centro de datos que requiere 1MW de capacidad de enfriamiento. Con eso, en un día típico, el sistema economizador se ocupa de 800kW. Cuando la temperatura es más fría, es probable que el economizador manipule 900kW de refrigeración o en días calientes sólo 700kW. Con un enfoque de enfriamiento “recortado”, el compresor variable compensaría según lo necesario, así que el compresor estaría manejando solamente la capacidad de enfriamiento que necesita, tal como el auto híbrido utiliza el motor de gasolina solamente cuando es necesario.

Ahorros de hasta un 40%

El impacto de este enfoque puede ser drástico, con ahorros de hasta un 40% en los costos de enfriamiento. Pero esto va más allá del simple ahorro en facturas de electricidad. Debido a que el centro de datos no necesitará tanta capacidad de enfriamiento del compresor tradicional, puede usar un compresor más pequeño (al igual que el auto híbrido utiliza un motor más pequeño), lo que reduce los costos de capital tanto en la perspectiva por unidad como en la de la infraestructura eléctrica. Además, las necesidades de infraestructura eléctrica también se reducen, ya que el compresor no va a necesitar tanta energía, de ese modo nuevamente se reducen los costos de capital.

En el caso de un centro de datos, tú podrías aumentar la capacidad de TI utilizando el compresor existente y la infraestructura eléctrica, permitiendo así un crecimiento mayor de lo anticipado. Para una empresa, eso significa menores gastos de capital, mientras que, para un proveedor de colocación, puede significar apoyar a clientes nuevos en el mismo espacio de TI.

Poder aprovechar al máximo los VSD’s así como el enfoque de enfriamiento “recortado” requiere que implementes un sistema de enfriamiento que te permita utilizar el modo economizador tanto como sea posible. Es ahí donde los nuevos sistemas de enfriamiento adiabático entran en juego.

Descarga nuestro catálogo de soluciones de enfriamiento para centros de datos y elige con seguridad la mejor opción para ti.

Deja una respuesta

  • (will not be published)