Gestión de la energía/Eficiencia energética

BMS, DCIM Y EPMS, las siglas que hacen posible que leas esto desde tu móvil

Mujer y hombre hablando en un data centerEsta información puede haberse visto condicionada por cualquiera de estas siglas: BMS, EPMS y DCIM, y en este post vamos a ver cómo…

 

Un centro que albergue tecnologías de la información (IT) de carácter crítico es muy diferente de un edificio de oficinas comercial convencional, un establecimiento minorista o una escuela. En dichos centros, que deben funcionar sin descanso las 24 horas del día, 7 días a la semana, una avería puede paralizar toda la empresa y causar graves daños económicos, tanto de forma inmediata como, muy frecuentemente, a largo plazo.

 

Muchas empresas dependen por completo de sus IT o bien su actividad comercial consiste precisamente en las IT. Esto es así especialmente en empresas de servicios web, distribuidores, proveedores de servicios cloud e instituciones financieras. El propósito de este documento es ofrecer orientación para la selección de sistemas de gestión de edificios y sistemas de supervisión de energía eléctrica destinados a gestionar la infraestructura de alimentación y refrigeración en centros con sistemas de IT críticos, es decir, la interacción entre Building Management System (BMS), Energy and Power Management System (EPMS) y los sistemas de gestión de información Data Center Infraestructure Management (DCIM).

 

  • Building Management System (BMS)

 

La presencia de equipos IT críticos transforma fundamentalmente el modo en el que los responsables de infraestructuras deben utilizar y mantener el centro. Las IT han comenzado a estar “definidas por el software”, ya que en las redes, el almacenamiento y los recursos de computación están virtualizados. Estas máquinas virtuales pueden crearse, transferirse, moverse y eliminarse en cualquier momento en función de la demanda. Este entorno dinámico impone nuevos requisitos a los sistemas BMS. En los párrafos siguientes se explican las características principales.

 

La finalidad de las soluciones de Ecostruxure Building en BMS es controlar la infraestructura mecánica y proporcionar supervisión en tiempo real de los equipos de las instalaciones, así como gestionar activamente el rendimiento de la refrigeración. El sistema BMS puede responder automáticamente a cambios en la carga de refrigeración o averías en los equipos activando equipos adicionales, abriendo válvulas o incrementando el caudal de aire para mantener la refrigeración. Cuando se produce una avería, el BMS también debe ofrecer al personal de gestión de las instalaciones la información necesaria para actuar a fin de mantener la alimentación y la refrigeración de los equipos de IT.

Un BMS, una vez correctamente programado y puesto en servicio es la herramienta más eficaz para gestionar los equipos mecánicos redundantes comunes en estos entornos críticos. Las funciones básicas de control y supervisión de equipos de un BMS lo convierten en una plataforma ideal para consolidar las alarmas y la supervisión del sistema eléctrico, además de actuar como interfaz de éste con el EPMS.

 

  • Del BMS al DCIM pasando por el EMPS

 

Es evidente que el carácter sumamente crítico y el ritmo de cambio de las IT impone la necesidad de un sistema de gestión seguro que proporcione una visión eficaz de todos los recursos y dependencias, desde la acometida de suministro hasta el servidor, avisos proactivos e informativos, respuesta física rápida a incidentes e informes claros y útiles para los principales interesados.

 

El consumo de energía representa un coste importante tanto en aplicaciones para edificios comerciales como para Data Centers. En ambos casos, la eficiencia energética puede suponer una ventaja competitiva. Sin embargo, en aplicaciones en Data Centers, el consumo de energía constituye un porcentaje mucho más elevado de los costes de explotación. Modificar la eficiencia de los equipos del Data Center aporta a la organización un ahorro aproximadamente tres veces mayor que la refrigeración para fines de confort. La diferencia reside en que ganar en eficiencia de un modo excesivamente agresivo (eliminando redundancias o reduciendo los márgenes de seguridad en capacidad) expone potencialmente a la empresa al riesgo de sufrir una costosa avería que podría empequeñecer el posible ahorro energético obtenido. La necesidad de eficiencia debe equilibrarse con la necesidad de un margen de seguridad mínimo que permita que el sistema continúe funcionando. Trabajar con proveedores que tengan experiencia en alcanzar ese equilibrio entre eficiencia y operatividad puede suponer la diferencia entre ahorrar y sufrir grandes pérdidas. Y esto confirma, una vez más, la necesidad de un BMS capaz de vigilar e informar al EPMS sobre la capacidad de alimentación general y el consumo de energía en tiempo real y suministrar esta información a los sistemas DCIM.

 

Con Ecostruxure Building Operation los sistemas BMS modernos optimizados para instalaciones críticas pueden enviar y recibir información de estado y alarmas en combinación con otros sistemas de gestión de la infraestructura. Al ser compatibles con protocolos abiertos de uso común, como BACNet IP, MSTP, Modbus IP y RTU sobre una red Ethernet TCP/IP estándar, los BMS modernos pueden enviar y recibir información hacia y desde sistemas EPMS y DCIM.

Para simplificar la labor que supone establecer estas conexiones, es importante que Infraestructuras e IT colaboren juntos durante la fase de evaluación e implementación. Ambos departamentos deben reunirse y acordar lo que los sistemas conectados deberían conseguir y utilizar sus conclusiones para comparar soluciones con el fin de evaluar debidamente las posibles herramientas de software.

 

Es preciso indicar que elegir un proveedor que ofrezca y haya diseñado estos tres conjuntos de herramientas específicamente para trabajar juntas debería facilitar la integración y evitar errores. Aquí es dónde entra la solución EcoStruxure IT de Schneider Electric, la arquitectura de soluciones escalables e integradas a todos los niveles: productos conectados, Edge Control, aplicaciones, análisis y servicios.

 

  • Errores más habituales y cómo evitarlos

 

  • Error nº 1: Elegir una solución inadecuada

Cuando se fuerza a una herramienta a realizar el trabajo de otra, el resultado puede ser un fracaso debido a su incapacidad para actuar o a la falta de uso porque el interfaz es demasiado complejo para ser eficaz.

  • Error nº 2: Confiar en procesos inadecuados o desequilibrados

Es importante que el usuario cumpla con su parte para lograr que los sistemas BMS y DCIM funcionen como es debido y cumplan esta promesa. Ni el mejor de los sistemas puede prescindir de los procesos del operador a la hora de implementarlos, utilizarlos y mantenerlos. Las deficiencias del proceso suelen ser una de las causas por las que un sistema de gestión no proporciona el valor esperado.

  • Error nº 3: Ausencia de compromiso, responsabilidad y conocimientos

Un proceso sin un responsable o sin los recursos y/o conocimientos que se precisan para llevarse a cabo está destinado a fracasar casi con toda seguridad.

 

De este modo, si has leído esta información es porque los responsables de Infraestructuras y de IT de los Data Centers por los que ha pasado este blog han optado por soluciones BMS, EPMS y DCIM perfectamente adaptadas a los requisitos descritos, como cualquiera de nuestra propuesta de gestión integral de arquitecturas Ecostruxure.

 

Más información sobre sistemas DCIM en blogs de Jorge Jimenez
Más información sobre sistemas BMS en blogs de
Rubén Molina
Más información sobre sistemas EPMS en blogs de
Antonio Garballo
Más información sobre INTEGRACIÓN de sistemas en blogs de
Xavier Barnils

 

 

 

Deja una respuesta

  • (will not be published)