Gestión de la energía/Eficiencia energética

Vislumbrando un futuro sostenible gracias a la innovación

En lo que se refiere al cambio climático, no soy optimista ni pesimista. Soy un activista.

El panorama es claro. Es nuestro deber como empresa luchar contra el cambio climático que han generado las emisiones de carbono. Pero estamos ante una carrera contrarreloj y debemos actuar ahora. Tal y como establecía el Acuerdo de París, debemos limitar el aumento de la temperatura mundial 2º C por encima de los niveles preindustriales.

Globalmente, esto significa reducir las emisiones a la mitad para el 2050. Simultáneamente el consumo mundial de energía crecerá casi en un 50%[1], por lo que nuestra administraciónde la energía deberá ser tres veces más eficiente si queremos poder virar el rumbo hacia un futuro más sostenible. Esta movilización colectiva incluye a Schneider Electric, a nuestros clientes, a los mercados globales, a otros sectores y a todos los consumidores, desde Shanghái hasta Nueva York, pasando por todos los rincones del planeta. Todos somos actores en la energía. Estamos en esto juntos para que las generaciones futuras puedan disfrutar de un planeta limpio.

Como empresa tecnológica, Schneider Electric pone sobre la mesa soluciones que logran la eficiencia energética y la sostenibilidad a largo plazo. Estamos comprometidos en garantizar la energía para todos, en cualquier lugar, y en cualquier momento, es lo que en Schneider Electric llamamos Life Is On. Este compromiso implica también ayudar a los 2300 millones de personas en el mundo que todavía hoy carecen de un acceso confiable a la electricidad.

Schneider Electric futuro sostenible

Una ciudad inteligente de Schneider Electric. Mumbai se encuentra frente a una paradoja energética. Esta ciudad en auge muestra la creciente demanda mundial de energía, especialmente en las economías emergentes. Al mismo tiempo, nos sitúa en un mundo donde el acceso a la energía limpia es poco confiable (y, en algunos casos, inexistente). EcoStruxure es la respuesta de Schneider Electric para resolver esta paradoja energética.

Un camino liderado por tecnologías innovadoras

El liderazgo climático es una gran oportunidad para innovar. Las tecnologías nos permiten replantearnos las formas en que tradicionalmente hemos administrado la energía y las emisiones de gases de efecto invernadero.Los edificios, por ejemplo, pueden eliminar el consumo innecesario de energía y reducir su huella de carbono si cuentan con las herramientas necesarias para detectarlos. Por ejemplo, hemos ayudado a AEG, uno de los principales proveedores de entretenimiento y deportes, a reducir sus emisiones de gases invernadero en un 14% respecto a la base de referencia fijada en 2010.

Incluso industrias con uso intensivo de energía como las cementeras, tienen un rol que jugar. China National Building Material Group (CNBM) mejoró su eficiencia energética global en un 10%.

EcoStruxureTM es el hilo conductor en nuestros principales mercados. Esta arquitectura combina energía, automatización y software para acelerar la eficiencia. Aprovecha los avances del Internet de las Cosas como la movilidad y los sensores para satisfacer la demanda de una energía más sostenible y conectada. Es nuestra respuesta tecnológica  frente al cambio climático.

Nuestros 10 compromisos

Debemos ser un modelo para nuestros clientes y para otras compañías. En diciembre de 2015, durante la COP21 nos comprometimos a ser una empresa cero-emisiones en 2030. Nuestros 10 Compromisos de la COP21 nos guían en nuestros esfuerzos. También se ajustan al Acuerdo del Cambio Climático de París y contribuyen a los Acuerdos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

Cinco de estos compromisos están incluidos en nuestro Barómetro 2015-2017 Planet & Society, nuestro mapa de ruta interno hacia el desarrollo sostenible. El Barómetro mide objetivos concretos a tres años y trimestralmente informamos a nuestros grupos de interés de su evolución. El último Informe de Schneider Electric de Estrategia y Sostenibilidad muestra cómo lo estamos haciendo. Entre nuestros compromisos están:

  • Reducir nuestra intensidad energética y las emisiones derivadas del transporte en un 3.5% anual.
  • Asegurar la cuantificación del impacto de CO2 para el 100% de los nuevos proyectos con grandes clientes.
  • Evitar la emisión de 120 mil toneladas de CO2 mediante una perspectiva de economía circular, el retrofit o rediseño y servicios de fin de vida útil (eliminación y reciclaje).

El informe también ilustra cómo estamos contribuyendo a cerrar la brecha energética. A la fecha, 4.2 millones de hogares en la base de la pirámide tienen acceso a la energía gracias a nuestras soluciones y programas. También hemos facilitado la capacitación en distintos campos de la electricidad en economías emergentes. Hemos formado a más de 120 mil personas en más de 20 países desde 2009. Y este año, hemos ampliado nuestro programa de acceso a la energía para incluir el emprendimiento, incluyendo la movilización para el emprendimiento femenino en Brasil.

 Un futuro sostenible en el horizonte

Estábamos acostumbrados a estar entre ese grupo atípico de empresas que tenían una aproximación de “crecimiento verde” en aras de construir una economía más sostenible. Hoy, la mayoría de las empresas pueden imaginarse operando en una sociedad de cero-emisiones y están ya dando pasos hacia esa dirección. El beneficio sin sostenibilidad no es aceptable. Debemos actuar de forma inmediata para un futuro mejor.

[1] McKinsey Energy Outlook, 2016; IEA WEO 2016, Current Policy Scenario (Business as Usual)

Deja una respuesta

  • (will not be published)