Gestión de la energía/Eficiencia energética

¿Cómo gestionar un billón de datos?

La transposición de la Directiva Europea 2012/27/UE a la legislación española, obliga a que al menos el 80% de todos los contadores de electricidad de los consumidores sean inteligentes para finales de 2020. Iberdrola, con más de 11 millones de contadores en todo el país, ha iniciado ya este cambio y prevé finalizarlo con éxito antes del plazo marcado por el Gobierno.

Al finalizar este proceso de cambio, Iberdrola contará con 11 millones de contadores inteligentes conectados a más de 100.000 concentradores de datos situados en las subestaciones. Se prevé que con el despliegue total, Iberdrola gestione un billón de datos anualmente. Tal cantidad de datos necesita un sistema de gestión adaptable que ofrezca información útil y fiable para evitar que la avalancha de información reste eficacia al sistema.

Iberdrola está desplegando una compleja red formada por contadores y concentradores de datos inteligentes que se gestionan desde el software diseñado por Schneider Electric, encargado de leer de manera ordenada la ingente cantidad de datos disponibles, así como de enviar de forma masiva pero ordenada las instrucciones de desconexión/ conexión,  que se ejecutan, en muchos casos, en menos de una hora, mejorando de esta forma el servicio ofrecido a sus clientes.

El proceso de recogida de información se ha establecido en dos etapas diarias:

  • Escenario Nocturno: a partir de las 12 de la noche, el sistema lee y recoge la información que los contadores inteligentes han enviado a los concentradores.
  • Durante la noche, el software recoge el perfil horario de consumo, es decir cuánto se ha consumido en cada una de las últimas 24h y el consumo total del día. Además, se leen otras cinco medidas eléctricas, que, aunque no afectan directamente a la factura, ofrecen información valiosa a la empresa para la operación de la red.
  • Escenario Diurno: durante el día el sistema ejecuta las acciones solicitadas desde el departamento comercial (bajas, altas, desconexiones temporales, etc.).

El principal desafío que el equipo de Schneider encontró fue la enorme cantidad de datos que se producían a diario, así como su almacenamiento histórico, con lo cual tuvo que realizar numerosas pruebas de carga previas a la puesta en producción para asegurar la correcta transición de los sistemas, sin poner en riesgo el proceso de facturación.

Con la instalación de contadores inteligentes, Iberdrola tendrá que gestionar un billón de datos anualmente

Con la instalación de contadores inteligentes, Iberdrola tendrá que gestionar un billón de datos anualmente

El software ya esta implementado, lo que ha permitido la automatización del proceso de lectura de contadores, hecho que conlleva beneficios para consumidor y empresa. Iberdrola ya tiene millones de clientes hoy que reciben facturas que responden al 100% a su consumo horario.

Deja una respuesta

  • (will not be published)