Gestión de la energía/Eficiencia energética

IoT en la industria de la automoción

La industria de la automoción y la vinculada siempre se ha caracterizado por optimizar al máximo su producción, ahorrando cada euro de materiales o de proceso posible. Estuvieron entre los primeros en implementar LEAN; en optar por el outsourcing/offshoring para ganar en competitividad; en automatizarse y, ahora, se enfrentan a un nuevo reto: buscar nuevos horizontes de mejora operacional.  Un tema sin duda crítico, ya que impactará realmente las cuentas de resultados de los fabricantes de maquinaria y de los fabricantes de componentes de automoción.

Y, es que, detrás de la Industria 4.0 y la digitalización se esconden nuevas posibilidades de mejora de costes y eficiencia , pero también, mayor flexibilidad, innovación; una verdadera transformación del negocio. Y, es que, si con el Modicon 084 y la automatización de las plantas industriales, desatamos la tercera revolución industrial, con la entrada de la conectividad y de la inteligencia en tiempo real en las industrias, estamos ante el nacimiento de la cuarta.

Tal y como me comentaba uno de los maIoT blogJUyores expertos de software de manufacturing de España: “Si los productos corren más que la información en tu fábrica, tienes un problema”. En esta nueva era en la que la adaptabilidad de productos y la velocidad son indispensables, o somos flexibles o no competiremos. Y, ¿cómo podemos hacer nuestras fábricas mucho más flexibles?  Básicamente, integrando TODA nuestra cadena de valor, vertical y horizontalmente: proveedor, fábricas y clientes tienen que estar dentro de nuestros sistemas. La conexión de contactores, sensores, autómatas, sistemas de manufacturing y los ERPs nos permitirá una gestión de las operaciones de primer nivel, en tiempo real. Ser, en definitiva, competitivos.

Otra vertiente crítica será la eficiencia energética. Combinando la eficiencia operacional con la eficiencia energética, capturando los datos que nos ofrecen los dispositivos instalados y digitalizando la energía podremos mejorar nuestros consumos y, en consecuencia,
nuestra competitividad.

Por último, la sostenibilidad. El uso eficiente de los recursos, la optimización de los consumos de materia prima y, sobre todo, el tratamiento de los residuos que se haga desde el sector de la automoción será absolutamente estratégico. Las normativas en este ámbito van a ser cada vez más exigentes y, todavía, lo serán más los consumidores.

Hay un tema más “soft” pero que mi experiencia en el entorno de pequeñas y medianas empresas me ha enseñado que es vital: el talento. El mundo de la automoción está multilocalizado lo que nos obliga a identificar, atraer y desarrollar  personas que sean capaces de gestionar con éxito dos variables: la primera, la capacidad técnica de manejar todo el potencial de la tecnología y la conectividad y expandir estas capacidades a todo el equipo. La segunda, y a mi modo de ver tan o más importante, la capacidad de las personas de interactuar eficientemente en contextos de amplia diversidad cultural.

Por tanto, eficiencia operacional, eficiencia energética, sostenibilidad y gestión del talento serán claves para el sector de la automoción en este nuevo entorno.

Uno Respuestas to “IoT en la industria de la automoción”

Deja una respuesta

  • (will not be published)

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.