Data centers

Centros de datos: ¿qué tienen en común con la NFL?

Cada abril, la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) selecciona jugadores, donde cada uno de los 32 equipos elige a nuevos prospectos para que se unan a su plantilla. Durante los meses anteriores a dicha selección, cada equipo evalúa las diversas características de los prospectos. Entre las cualidades más buscadas y solicitadas se encuentra la velocidad. Se mide el tiempo en una carrera de 40, 20, 60 yardas de recorrido y ejercicio de tres conos. En 2016, se midieron estas categorías para más de 400 prospectos, lo cual generó 1,600 resultados de tiempos asombrosos. ¿Por qué la NFL recurre a dichas distancias para contabilizar estos tiempos? Debido a que conocen una ley fundamental: la velocidad no es algo que se aprende.

La NFL entiende que las ventajas más mínimas en la velocidad de los jugadores pueden hacer la diferencia para ganar. Durante los partidos se hacen combinaciones de jugadores rápidos y oponentes lentos. Los equipos con mayor velocidad son los que ganan partidos y campeonatos con mayor frecuencia.

Centros de datos

Los operadores de los centros de datos, incluidos los proveedores de colocación y de la nube, podrían robar una página del libro de jugadas de la NFL y crear una ventaja diferencial por encima de sus rivales. La velocidad para desplegar nueva capacidad para los centros de datos podría marcar la diferencia entre conseguir un cliente nuevo o perder una cuenta grande ante la competencia. Más aún, la velocidad en el despliegue ofrece beneficios internos que hacen que el equipo de casa siga siendo competitivo: una recuperación acelerada de la inversión, menor tiempo de paro y menores costos de capital por pagos de adelantos.

La tecnología de los UPS ha evolucionado para satisfacer la necesidad de velocidad del mercado. Schneider Electric lanzó un nuevo UPS que ofrece una combinación única de “pago por crecimiento y velocidad de despliegue”, lo cual permite escalar más rápidamente la capacidad del UPS.

Una solución tradicional de UPS puede demorar entre 30 y 40 días para ampliar su capacidad. Básicamente, se agrega otro UPS completo en paralelo al que ya se encuentra instalado, con baterías adicionales. Se deberá comprobar toda la configuración para demostrar que opera de forma correcta, con el tiempo de operación que espera. Es igual que poner en marcha un nuevo sistema, debido a que es eso básicamente es lo que está haciendo.

Galaxy VX

Debido a que Galaxy VX inicia a 500kVA, simplifica el proceso de manera drástica. En la instalación inicial, los propietarios de los centros de datos pueden calcular el tamaño de la batería de la unidad para su capacidad eventual esperada. Después, con el paso del tiempo, para elevar la capacidad basta con agregar gabinetes de energía, pero no baterías. No es necesario poner en marcha el sistema como si se tratara de un nuevo UPS, lo cual ahorra 30 días o más de instalación.

Centros de datos

Esta mayor velocidad de despliegue ofrece varios beneficios. Primero, reduce los costos operativos. Si se agrega capacidad sólo cuando es necesario, se optimiza la eficiencia de la unidad, lo cual reduce los costos operativos.

Un despliegue más rápido implica un tiempo más veloz para obtener valor y una recuperación más rápida de la inversión. Por ejemplo, un proveedor de colocación, puede ahorrar 30 días de tiempo de instalación, es decir, puede comenzar a arrendar la capacidad de cómputo 30 días antes y generar un mes adicional de ingresos.

La próxima vez que evalúes la tecnología de un UPS para tu centro de datos, toma una página del libro de jugadas de la NFL y goza de los beneficios de una tecnología veloz y escalable de UPS. Haz clic aquí para conocer más sobre Galaxy VX.

Deja una respuesta

  • (will not be published)