Data centers

Cuando tu Data Center es una construcción de Lego

Data Center - Lego¿Sabías que la marca Lego mantiene cerca del 70% del negocio de los juguetes de construcción desde su lanzamiento en 1949? Tras escuchar esto me pregunté a mí mismo porqué ningún competidor ha sido capaz de superar estas cifras. Después de darle algunas vueltas, caí en la respuesta: la compañía fabricante de los bloques de plástico más famosos del mundo dedica una asombrosa atención por el detalle. Dentro de cada pieza de Lego hay tres números que identifican exactamente de qué molde viene cada una. A través de este método, la compañía se asegura de que nunca habrá una pieza que no encaje con otra.

Schneider Electric siempre busca soluciones de diseño innovadoras y adaptables para dar respuesta a los desafíos y a los costes elevados que supone la construcción o la expansión de los Data Centers. La incorporación más reciente a la amplia biblioteca de diseños de la compañía es Diseño de Referencia #21, que proporciona a los propietarios de los Data Centers la flexibilidad y personalización que necesitan para poder asumir los costes y desafíos que conllevan los rápidos cambios del mercado. Por eso, este diseño está pensado en relación a todo el proceso: desde la colocación, hasta el alojamiento en la nube, pasando por las infraestructuras empresariales para múltiples propietarios.

Muchas empresas con Data Centers tienen la necesidad de crecer, pero temen hacerlo de manera desmesurada o carecen del capital suficiente para dar el siguiente paso. El diseño ultra flexible del Diseño de Referencia #21 permite a las empresas crecer rápidamente sin una inversión excesiva. Y es que un único tamaño no sirve en todos los casos y las empresas buscan soluciones flexibles en todo lo que hacen. Cuando compras una caja de Lego, probablemente incluya unas instrucciones sobre cómo construir un coche de carreras, pero no hay nada que nos impida construir cualquier otro tipo de coche. El Diseño de Referencia #21 es personalizable de la misma manera: las diferentes aportaciones que vamos incorporando al modelo crearán diferentes acabados.

Desarrollado por el equipo de Data Centers de Schneider Electric, este diseño flexible utiliza bloques de construcción modular, fácilmente escalables de 200 kW a 3,6 MW (o más) de capacidad y que se pueden implementar de manera gradual. El Data Center es, además, una instalación compuesta desde su diseño por módulos de energía y enfriamiento unidos al espacio de TI. Gracias a la arquitectura flexible que existe tras el diseño, el Data Center puede reconfigurarse fácilmente, igual que un Lego. Podemos diseñarlo para soportar una gran gama de densidades, modalidades de construcción, niveles, arquitecturas de enfriamiento y rangos de capacidad.

Además, este diseño puede configurarse fácilmente para proporcionar flexibilidad en las salas de datos, así como en el diseño en planta de las salas TI. Por todo ello, los  administradores de Data Centers que buscan optimizar la velocidad de implantación, el rendimiento, la fiabilidad y el coste, tienen un punto de referencia para realizar importantes mejoras en:

Flexibilidad y escalabilidad: Diversas opciones de módulos y configuraciones, aplicables tanto a los Data Centers greenfield (formulados desde cero) como brownfield (aquellos que aprovechan instalaciones existentes), permiten que la infraestructura pueda desplegarse y ampliarse según las necesidades de demanda. Por poner un símil, cuando compramos un juego de Lego no se trata de un pack exclusivo. Independientemente de si construimos formas con uno recién comprado o con uno de los primeros que se lanzaron al mercado, las viejas y las nuevas piezas son capaces de adaptarse y trabajar juntas de manera eficiente.

Velocidad de despliegue: Como si de un manual de Lego se tratase, algunas opciones de diseño de construcción simplificadas reducen la complejidad. Además, las herramientas optimizadas de tarificación nos permiten tomar decisiones informadas rápidamente.

Disminución de costes: La capacidad de redimensionar el Data Center según las necesidades de cada momento conlleva una importante optimización de la inversión. De la misma manera que podemos volver a montar las piezas de un Lego, este diseño elimina construcciones complicadas o reacondicionamientos caros.

Previsión: La prefabricación y las pruebas en fábrica reducen el error humano y los riesgos que conlleva la construcción in situ, a la vez que mejoran el cumplimiento, la seguridad y la eficiencia. Cuando compramos un juego de Lego, sabemos lo que nos vamos a encontrar. De manera similar, el diseño y la fabricación están estrechamente ligados a minimizar la incertidumbre, que se traduce en un rendimiento más predecible de la infraestructura del Data Center.

Durante décadas, Lego ha permanecido en lo más alto del mercado por producir millones de piezas de plástico que encajan unas con otras. Con una estrategia de mercado similar, el Diseño de Referencia #21 nos permite decidir qué funciona mejor para las necesidades de nuestro Data Center.

Tanto si planeamos construir, acondicionar o expandir una infraestructura existente, la flexibilidad en energía y la tecnología que incluye el Diseño de Referencia #21 permitirán una variedad de configuraciones para adaptarse a cualquier necesidad futura.

Deja una respuesta

  • (will not be published)